¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

La razón por la cual los pies se hinchan con el calor

Escrito por Estefanía Mac | Fecha actualizada September 22, 2018

Durante los días o noches calurosas, muchas personas sufren de inflamación o hinchazón de los pies. La causa de este problema es la presencia de un edema, que es la acumulación excesiva de líquido en esta zona del cuerpo.

La hinchazón de los pies, al igual que en cualquier otra parte del cuerpo, es el resultado de una acumulación de líquido corporal o del crecimiento, movimiento o posicionamiento anormal del tejido.

En este caso la condición se denomina edema de calor y es muy fácil ver y sentir cuando nuestros pies se hinchan. La piel se pone tensa y brillante y aumenta el tamaño de los tobillos y pies.

Lee también: ¿Cómo medir un edema periférico?

Si la hinchazón está relacionada con el calor, es una condición temporal. Una vez que salgas del calor y eleves tus pies, la hinchazón debe bajar.

Si no estás muy seguro de si hay inflamación presente, pero lo sospechas, presiona tu pulgar en el pie y aplica una presión constante. Si el edema está presente, aparecerá una hendidura en la piel cuando dejes de presionar.

¿Por qué se me hinchan los pies cuando hace calor?

El edema de calor es considerado el más suave entre los diferentes problemas que pueden afectar al cuerpo humano en un medio ambiente caluroso.

Así lo aseguran los doctores Michael Barrow y Katherine Clark, de la Escuela de Medicina de la Universidad Estatal Wright, en Ohio, Estados Unidos.

Estos expertos explican que la hinchazón de los pies, al igual que la hinchazón de otras partes del cuerpo, es el resultado de la vasodilatación periférica transitoria, la cual es causada por el calor, así como a partir de la agrupación ortostática, que se produce cuando una persona se sienta por demasiado tiempo.

El calor hace que los vasos sanguíneos se dilaten o aumenten de diámetro. Los fluidos corporales luego pasan a las piernas, los pies y las manos por medio de la gravedad.

Si pasas mucho tiempo sentado, estos fluidos se acumulan en la zona baja de tu cuerpo, provocando la inflamación de los pies.

Además, si el balance de sal en tu cuerpo no está bien, esto puede aumentar el riesgo de edema por calor, pues la sal provoca retención de líquido.

Este problema se agrava si tienes problemas para eliminar el exceso de sal a través de la orina y el sudor.

Si eres una persona mayor, tienes más riesgo de experimentar el edema de calor, ya que puedes tener otros problemas físicos que han afectado a tu sistema circulatorio.

Otras condiciones relacionadas con el edema de calor

Hay otras condiciones que pueden aparecer a causa de la hinchazón de los pies por la acumulación de fluidos corporales.

Uno de ellos es la sudoración y humedad excesiva en los pies hinchados si la persona usa calzado por muchas horas.

Los pies generalmente están atrapados en el interior de los zapatos de modo que la transpiración aumenta la humedad dentro de estos. Esta humedad constante puede derivar en la formación de ampollas en la piel, que estará debilitada y favorecer el desarrollo de infecciones por bacterias.

El calor también hace que la fricción sea peor, lo que puede contribuir al desarrollo de callos, eczema y psoriasis.

Recomendaciones y soluciones

Si hace calor, asegúrate de lavarte los pies a diario y secarlos cuidadosamente, especialmente entre los dedos. Asegúrate de mantenerte hidratado, pero no bebas demasiado, porque esto va a promover la inflamación.

Usa zapatos que permitan que tus pies respiren, incluidos los estilos de punta abierta o sandalias. Cambia los zapatos y los calcetines con frecuencia. Considera el uso de talco para los pies para mantenerlos secos.

Evita el sedentarismo. Has ejercicio regularmente para mantener en forma tu sistema circulatorio.

Tampoco debes mantenerte sentado por mucho tiempo. Levantate y camina cada media hora o estira los músculos de las pantorrillas y pies para que los fluidos puedan movilizarse a otras zonas del cuerpo.

Lee además: ¿Hay una manera natural de deshacerte de los líquidos en el cuerpo?

De ser posible, coloca los pies en alto al menos 15 minutos cada 2 horas para ayudar al sistema linfático a drenar el exceso de agua de la zona baja de tus extremidades.

Revisa tu dieta y reduce el exceso de sal, así como la cafeína y el alcohol. No agregues sal a los alimentos al cocinarlo y evita los que son ricos en sodio, como la salsa de soya, carnes frías y las sopas y verduras enlatadas.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.