La historia de la ropa de gimnasia

Escrito por Megan Sayers
Image by Flickr.com, courtesy of Luis Markovic

Ya en la época medieval, los niños se vestían con ropas holgadas, informales para jugar deportes. Pero la vestimenta de gimnasia y deportiva evolucionó más dramáticamente durante el siglo XIX y XX. Esto sucedió a causa de varias razones, incluyendo la nueva tecnología que permitió que telas más trabajadas fueran producidas para vestir. Hoy la ropa de gimnasia cumple en forma equitativa la función y la cuestión de la moda, desde telas para mejorar el rendimiento físico hasta pantalones deportivos de diseño.

Ropa deportiva para mujeres

Jupiterimages, Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images

Durante el mil ochocientos, las ropas deportivas de mujer eran diseñadas enfatizando la modestia. Los corsets, los vestidos y las mangas largas eran habituales, aún para actividades atléticas como la equitación y el tenis. Las mujeres vestían remeras largas para jugar al tenis hasta fines del 1910, pero las polleras pasaron a ser pantalones y el largo se fue acortando progresivamente a medida que transcurría el siglo XX. Aún así, Alice Marble asombró a la audiencia en 1932 cuando vistió shorts en la cancha por primera vez en la historia del tenis profesional.

La evolución de las zapatillas

Johannes Simon/Getty Images News/Getty Images

Esenciales para la mayoría de los esfuerzos atléticos, las primeras zapatillas de goma producidas en los Estados Unidos fueron las Keds, que se desarrollaron en 1892. Veinticinco años después, Marquis Converse produjo el primer zapato con suelas especiales para basketball, las Converse All-Stars. Las zapatillas Adidas, que ganaron popularidad luego que Jessie Owens las usó en los juegos olímpicos de 1936, fueron creadas por Adi Dassler en 1924. Hacia los fines del siglo XX, las empresas de zapatillas comenzaron a producir calzados especiales para los deportes principales, como caminar y andar en skate, como así también un tipo general de zapato para cross-training.

Telas sintéticas

Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images

Las telas sintéticas se hicieron frecuentes en la ropa deportiva luego de la invención del spandex en 1959. Estas telas son opciones ideales para vestimenta deportiva porque se lavan fácilmente y se pueden teñir con colores vivos. El spandex es la fibra sintética utilizada en Lycra, que es conocida por ser fuerte y ajustable. Otro avance en las telas de ropa deportiva fue el Gore-Tex, una membrana delgada que es resistente al agua y el viento. Puede ser laminada a otras telas para crear ropas aireadas y resistentes al agua para deportes como el esquí y las carreras en exteriores.

La manía de los 80s por el fitness

Karl Weatherly/Photodisc/Getty Images

En los años ochenta, la ropa de ejercicio explotó como una cultura popular, desdibujando los límites entre la ropa deportiva y la moda. Las calzas leotardadas con colores brillantes y las remeras de talla grande que las mujeres vestían para hacer aerobics eran mostradas en las películas y los videos musicales. Los trajes de jogging de nailon liviano fueron otra tendencia popular en la ropa deportiva, por lo general en combinaciones de colores brillantes como rosa furioso y azul eléctrico.

Ropa deportiva para mejorar rendimiento

Image by Flickr.com, courtesy of Craig Maccubbin

A medida que al industria de ropa deportiva se expandía, algunas marcas comenzaron a desarrollar atuendos que pudieran potencialmente mejorar la capacidad atlética. En 1992, Speedo produjo una tanda de trajes de baño utilizando telas hechas de microfibras de poliester y Lycra. Esta combinación era más resistente al agua que la piel, permitiendo que los nadadores mejorasen tu rendimiento. Nike, Reebok y Adidas también hicieron un estudio significativo para fabricar ropa deportiva con telas y materiales nuevos que optimizaron la habilidad atlética.