¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

La dieta para la hepatomegalia

Escrito por Roscelys Cumana | Fecha actualizada September 14, 2018

La Hepatomegalia es un término médico que se refiere a el "hígado agrandado". o aumentado de tamaño. Los cambios en la dieta a veces pueden ayudar a mejorar y convivir con esta condición, dependiendo de su causa. El hígado es un órgano muy importante de nuestro organismo, ayuda a la digestión, produce proteínas de la sangre importantes y limpia al cuerpo de toxinas. Un hígado agrandado puede no funcionar correctamente, por lo que los cambios dietéticos destinados a manejar el problema reducirán la tensión en el órgano o lo ayudarán a cumplir sus funciones.

El hígado de una persona adulta pesa aproximadamente de 1.200 a 1.500gr y un tamaño de 15cms. Se encuentra por debajo del reborde costal derecho, protegido por la caja torácica. Es el órgano macizo mas grande el cuerpo humano.

Causas de la hepatomegalia

Varias enfermedades y condiciones subyacentes pueden causar un agrandamiento del hígado. Según los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos, éstas van desde enfermedades benignas, controlables y curables como las infecciones virales, hígado graso hasta el cáncer de hígado y las leucemia. Hay tres posibles causas de hepatomegalia que tienen una conexión con la alimentación:

1.- La diabetes mal manejada obliga al hígado a almacenar cantidades excesivas de glucógeno, lo cual puede resultar en una afección hepática.

2.- La ingestión de grandes cantidades de alimentos ricos en grasas puede resultar en varios depósitos de grasa en el hígado, está condición se conoce como hígado graso o esteatosis hepática. Estos acumulos de grasas dentro del hepatocito puede conducir a un proceso inflamatorio, que provoca el agrandamiento de la glándula, en este caso se habla de esteatohepatitis no alcoholica. Si este proceso se mantiene a lo largo del tiempo, conlleva a cicatrices y la aparición de nódulos de regeneración que provocan el desarrollo de la cirrosis.

3.- El consumo de alcohol es una de las principales causas para el desarrollo de cirrosis hepática sobre todo en países en vías de desarrollo. El alcohol edematiza las células hepáticas que pueden causar cicatrices cirróticas y agrandamiento del hígado. El abuso de alcohol perjudica gravemente la función hepática. Algunos cambios específicos en la dieta para personas con hepatomegalia inducida por el alcohol pueden ayudar a controlar sus síntomas. Eliminar al alcohol, agente primario de la enfermedad, reducirá en gran medida el estrés en el hígado y detendrá la cicatrización de manera efectiva.

Ver tambien: ¿Cuales son las 4 etapas de la cirrosis?

Los cambios en la dieta pueden tener un efecto beneficioso sobre estas tres causas de hepatomegalia.

Te interesaría ver: ¿Cuáles son las causas de un hígado inflamado?

¿Cuáles alimentos están relacionados con la hepatomegalia?

En el caso de un hígado agrandado con depósitos grasos, una persona puede reducir la hepatomegalia cortando los alimentos grasos de su dieta, especialmente los que contienen grasas saturadas o trans. Éstos incluyen carnes grasas, quesos, margarina, mantequilla, nata y muchos tipos de bocadillos procesados​​.

El alcohol o licor debe estar completamente prohibido cuando se padece de una enfermedad que afecte al hígado. El alcohol contribuye a la destrucción de los hepatocitos y en consecuencia ya no puede eliminar las sustancias tóxicas de nuestro organismo, ni producir las enzimas necesarias para las vitaminas y minerales. En cuánto al café no esta del todo demostrado su efecto dañino sobre el hígado, sin embargo nada en exceso está recomendado. Las drogas y el tabaco son hepatotóxicos, por lo que debes eliminarlos de inmediato al sospechar una enfermedad hepática.

Los *azucares* son dañinos para el hígado, se debe evitar comer en exceso tortas y dulces industriales. Se recomienda el consumo de chocolate negro o amargo de vez en cuando. También las salsas de alto contenido en azúcar, como la barbacoa o el ketchup.

¿Qué debo hacer si tengo hepatomegalía?

Si luego de realizarte algunas pruebas de imágenes como ultrasonido abdominal, tomografía axial computarizada y/o resonancia magnética de abdomen, tu médico descubre que tiene el hígado agrandado, es posible te solicite otras pruebas más especificas para determinar la causa. Puede solicitarte exámenes de sangre, pruebas de serología de virus para hepatitis, Epstein Barr, citomegalovirus, vhi, entre otros. Los antecedentes personales y familiares son de gran importancia, no ocultes nada a tu médico, ya que el puede ayudarte y encaminarte con le tratamiento más adecuado para tu patología.

Es posible que sientas molestias en la parte alta del abdomen del lado derecho, sobre todo al sentarte o realizar esfuerzos físicos. Esto se debe a que el hígado inflamado o agrandado, presiona sobre la cápsula de Glisson (cubierta del hígado) y esta es muy dolorosa, también puedes sentir sensación de llenura precoz, nauseas y vómitos, fiebre y coloración amarilla de piel y mucosas según la causa.

Ya una vez establecida la causa, la dieta forma parte importante del tratamiento y de la mejoría de los síntomas. La mejor terapeútica aceptado por los expertos en forma amplia es la eliminación de las causas potenciales y de los factores de riesgo. En este caso se deben suspender los fármacos o toxinas, conducir a la pérdida de peso y el tratamiento del colesterol y trigliceridos elevados así como de la glicemia. Algunos estudios hablan de la vitamina E la cual puede ayudar a corregir las alteraciones bioquímicas asociadas con la esteatohepatitis no alcohólica. A pesar de que actualmente la metformina esta muy de moda, no se ha demostrado mejoría en los pacientes que no muestran alteración de los niveles de glicemia.

Dieta para la hepatomegalia

Lleva una vida saludable. Prefiere alimentos no procesados, frescos, de preferencia órganicos ya que debes evitar estar en contacto con sustancias tóxicas. Trata de mantener un consumo adecuado de cereales con alto contenido de fibra, panes integrales, granos como la lenteja y arvejas, vegetales verdes como la espinaca, brócoli, coles de brusela, tienen un bajo contenido calórico y alto contenido de fibras que te mantendrán llenos y saciaran tu hambre. Los frutos secos tambien son de ayuda por su alto contenido de hierro y minerales, pero las frutas frescas también aportan vitaminas.

En cuanto a las carnes, opta por las magras, blancas, sin grasas. Cuando cocines aves, usa la pechuga, y retirales la piel. Para al cerdo, res y otros, usa los cortes magros, suaves, son de más fácil digestión. El pescado es muy saludable, también utliza carnes blancas o rojas, cocinalos al vapor o al horno. Los frutos del mar no están recomendados por el riesgo de desarrollo de infecciones.

Seguir leyendo: Qué comer para limpiar un hígado graso. Lista de alimentos para una dieta por hígado graso

ADVERTENCIA

Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.