¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!
x

La dieta del agua y la sal

Escrito por Estefanía Mac | Revisado por Delfina Viana., Médica cirujana. Especialista en ORL. postgrado en ORL. | Fecha actualizada December 21, 2018

Muchas de las alternativas para adelgazar consideran a la sal marina como un suplemento que no sólo ayuda a perder peso, sino que también depura el organismo. La dieta de la sal y el agua es un tipo de limpieza de colon que se usa para eliminar toxinas y desechos en el tracto digestivo; sin embargo, el consumo en exceso de sal puede aumentar el riesgo de sufrir problemas médicos graves.

Más información: Cómo limpiar mi colon usando sales de Epsom.

¿Qué es la sal marina?

La sal marina se produce por la evaporación del agua de mar, es muy poco procesada y tiene una textura más gruesa y cantidades más altas de sodio que la sal de mesa. Aunque, también contiene minerales esenciales que el cuerpo requiere para tener un buen funcionamiento, por lo que puede utilizarse para tratar la hipertensión y el colesterol alto.

De igual forma, también se utiliza la sal marina para adelgazar. Debe combinarse con una gran cantidad de agua para obtener un efecto laxante, que eliminará todos los residuos que el organismo acumula, y que producen un mal funcionamiento del metabolismo, ayudando a disminuir algunos kilos de más.

¿Cómo funciona la dieta de la sal y el agua?

La limpieza con sal marina se realiza colocando 2 cucharaditas de sal marina sin refinar en 1 litro de agua tibia, debe mezclarse muy bien y dejar reposar por 50 minutos. Una vez transcurrido el tiempo, debe tomar todo el contenido.

Descubre: Beneficios del agua carbonatada para la salud.

Debido a que el agua salada no es digerible esta cura natural producirá un efecto laxante que ayuda a desprender las toxinas y residuos que quedan en las paredes intestinales, y que no permiten la adecuada metabolización de los alimentos.

Puede repetir el proceso por una o dos semanas, consumiendo la mezcla a primera hora de la mañana, mientras el estómago está vacío. Opcionalmente, puedes agregarle el jugo de un limón fresco para hacerla más sabrosa.

Sin embargo, aunque realizar la dieta de la sal y el agua es una alternativa natural, el consumo de grandes cantidades de sodio puede acarrear efectos perjudiciales para la salud. Según la Clínica Mayo, los adultos sanos necesitan sólo de 1.500 a 2.300 mg de sodio por día, y al tomar agua con sal para adelgazar es posible que exceda este nivel.

Desintoxica el cuerpo

El colon es el conducto a través del cual los desechos se expulsan del cuerpo, pero las toxinas y residuos pueden formar una sustancia que se adhiere a las paredes del mismo, causando estreñimiento y fatiga. Así, una limpieza con sal marina elimina esas sustancias del cuerpo y repone los minerales valiosos que no contienen los alimentos que se consumen.

Lee también: Alimentos que los pacientes con cáncer de colon no deben consumir.

De esta forma, es necesario acompañar este tipo de alternativas naturales con una dieta balanceada y ejercicio regular, pues al tomar agua con sal para adelgazar también se restaura la vitalidad y la energía, permitiéndole ejercitarse sin problema.

Sal marina vs. Sal de mesa

Tanto la sal marina como la sal de mesa están formadas principalmente por sodio y cloro y comparten su valor nutricional, pero son muy distintas en sabor, textura y procesamiento. Es por eso que se recomienda tomar sal marina para adelgazar, en lugar de beber agua con sal de mesa.

De acuerdo con los nutricionistas de la Clínica Mayo, la sal de mar es más saludable ya que es producida a través de la evaporación, con muy poca intervención humana.

Esta tiende a ser menos refinada y contiene otros minerales esenciales como hierro, calcio, potasio, zinc, yodo y magnesio; por otro lado, aunque la sal de mesa es menos natural, contiene mucho menos cloruro de sodio que la de mar, por lo que en algunos casos es recomendada para este procedimiento.

Efectos secundarios

El principal efecto secundario que no se considera como tal, es la diarrea, pues es el efecto de tomar agua con sal para adelgazar, así como las náuseas inmediatamente después de consumir la mezcla y el posible vómito.

Otros efectos incluyen un mayor riesgo de deshidratación, desequilibrios de electrolitos y deficiencias nutricionales; además, si está siguiendo una dieta baja en sodio o tomando medicamentos recetados, o si padece alguna enfermedad, es mejor consultar a un médico antes de consumir sal marina para adelgazar.

Te puede interesar: Cómo eliminar sal en el cuerpo con potasio.

Aunque la dieta de la sal y el agua tiene menos efectos secundarios que un laxante químico y es totalmente natural, los ayunos y las limpiezas pueden causar una pérdida de peso que provoque un desgaste muscular y una pérdida de agua, además, al regresar a un dieta normal, es probable que aparezca el efecto rebote, y recupere el peso perdido.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.