La dieta de gachas de avena

Escrito por Fiona Bayly
Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Una dieta de gachas de avena (también conocida por su nombre inglés de "porridge") ofrece muchas cosas para apreciar, desde su nutrición saludable, sus granos enteros de bajo costo y su versatilidad. Las gachas de avena han perdurado como un alimento básico en todas las culturas y generaciones, ofreciendo comidas calientes y de bajo costo, mejorando la salud de los deportistas, los niños y los adultos por igual, y que aún sigue manteniéndose en la mente de cualquiera que haya leído el cuento de Ricitos de Oro y Los Tres Osos.

Elementos básicos de las gachas de avena

a bowl of oatmeal with brown sugar and blueberries image by David Smith from Fotolia.com

Las gachas de avena es el producto del grano de cereal cocinado. Como tal, se diferencia de cereal frío principalmente en el contenido de agua y en la temperatura con que se sirve. La harina de avena y la crema de trigo son los representantes clásicos de cereal caliente que a veces se sirve con leche, fruta o azúcar morena. Sin embargo, las gachas de avena no tienen por qué limitarse a las comidas de la mañana, ya que también se pueden consumir durante todo el día como una dieta de comida, y no sólo para bajar de peso, ya que los cereales calientes son carbohidratos complejos ricos en fibra y pueden adaptarse a una dieta de altas calorías, también con adiciones densas en calorías.

Una dieta de gachas de avena de bajas calorías

porridge image by ivan kmit from Fotolia.com

Las tablas nutritivas del USDA muestran que 1 taza de harina de avena cocida en agua tiene 159 calorías y 3,18 gramos de grasa y una taza de crema de trigo tiene 149 calorías y 0,58 gramos de grasa. Ambos cereales con contenido de agua caliente ayudan a controlar las calorías y el hambre, así como la grasa de sólo 1 cucharada de nueces picadas o almendras. Una pizca de sal añade un gusto a mantequilla con cero calorías. Every Diet establece una dieta restrictiva hecha con porciones de 1/2 taza de harina de avena en cada comida acompañada con frutas, verduras y carne magra.

Dieta de gachas de avena de altas calorías

dry fruit and nuts in baskets image by L. Shat from Fotolia.com

Las dietas altas en calorías pueden incorporar gachas de avena. Si deseas ganar peso, aumenta las calorías de tu harina de avena con cualquier combinación de estos ingredientes ricos en nutrientes: miel, nueces, semillas, yogur, melaza, germen de trigo, pasas, higos, arándanos secos y toques de aceite saludable para corazón. El uso de leche entera o al 2 por ciento, en lugar de agua, no sólo aumenta las calorías, sino también el calcio y la vitamina D.

Crema sabrosa de trigo

Sweet Potatoes and New Potatoes in Baskets image by bawinner from Fotolia.com

La crema de trigo es versátil. Un plato caliente de crema de trigo con sal puede sustituir a los rollos con mantequilla. Un plato de crema caliente y gruesa de trigo condimentada con perejil y cebollino puede sustituir fácilmente a las patatas o las pasta. Tal como el arroz, la crema de granos de trigo que ha absorbido el agua sirve como una cama nutritiva para los vegetales asados ​​con queso derretido. Recuerda que para reducir las calorías debes usar un queso bajo en grasa y verduras de hoja frondosa. Para aumentar las calorías, debes seleccionar quesos de grasa entera y verduras con almidón. .

Postres más allá de las galletas de harina de avena

Rice pudding image by TekinT from Fotolia.com

Las galletas de harina de avena son un clásico, pero puedes también tener galletas de crema de trigo. El sitio web Cooks entrega una rica receta que contiene harina, huevos, vainilla, pasas, mantequilla y azúcar. Puedes reducir las calorías mediante la sustitución de la mantequilla por salsa de manzana y reducir a la mitad la cantidad de azúcar. Los budines hechos con cereales calientes son fáciles de hacer y nutritivos: reparte el cereal cocido en platos de postre y coloca plátanos en rodajas, una capa de pudín instantáneo, cereales secos, yogur y nueces. Para reducir las calorías usa un pudín sin azúcar, yogur sin grasa y cereales secos bajos en azúcar.