¿Los jugadores de fútbol corren todos los días?

Escrito por Rogue Parrish | Traducido por Karly Silva
Alex Morgan del equipo nacional femenino de Estados Unidos corriendo con la pelota.
Friedemann Vogel/Getty Images Sport/Getty Images

Los jugadores de fútbol tienen que cubrir cinco millas o más durante un juego en donde deben correr, trotar, pasear, andar de espaldas o de forma aleatoria, y caminar (ya sea hacía adelante, de espaldas y de forma lateral, según el análisis de un video de los jugadores élite del reino Unido. La respuesta simple a si los jugadores corren todos los días es "no", aunque sus entrenamientos durante la semana incluyen correr mucho.

La opinión de un experto

El entrenador de acondicionamiento de la Universidad de California del Norte escribe en contra del trote metódico o las carreras para prepararse para el juego. Este tipo de carreras no se transfieren al juego y "pueden incluso disminuir la aceleración y la acción explosiva", como escribe en “Complete Conditioning for Soccer” (Acondicionamiento completo para el fútbol). Correr es mejor como una actividad entretejida con varios aspectos en el entrenamiento, incluyendo un trote ligero para calentar y enfriar, además de ejercicios de velocidad y habilidad, así como carreras de habilidad, prácticas, y ejercicios de posicionamiento y acondicionamiento.

Descanso

La recuperación es parte del entrenamiento para el fútbol, por lo que un día sin hacer nada es una parte sagrada. Gatz recomienda un día de descanso antes del partido. No necesitarás correr el día el día después de un domingo de juego, por ejemplo. O después de haber tenido juegos el miércoles y el domingo, si es que juegas dos veces por semana.

Plan semanal

Un plan de entrenamiento semanas con un juego a la semana comienza con un día de descanso y de recuperación. El día dos se concentra en un entrenamiento de resistencia y el día cinco en resistencia y ejercicios de poder. Eso nos deja con cuatro días a la semana para correr: hay carreras de acondicionamiento el día tres y el día cuatro se trabaja con aceleración y agilidad, y, para el día seis se hacen más ejercicios de aceleración. La semana concluye con un partido el día siete. El objetivo es tener atletas con buena condición física en el juego y no que estén fatigados por correr diariamente. Con un programa más pesado con dos juegos a la semana y dos días de recuperación, probablemente sólo te queden dos días para hacer trabajo de aceleración, de habilidad ya acondicionamiento. Claro, tendrás que correr mucho en los partidos.

Fuera de temporada

La entrenadora Debra LaPrath está de a cuerdo con Gatz en "Coaching Girls' Soccer Successfully" (Entrenando a un equipo femenil de fútbol exitosamente) respecto a crear prácticas de velocidad, resistencia y agilidad que incluyan correr. Crear resistencia en particular ayuda a los jugadores a seguir moviéndose al correr en los partidos. Recomienda, basándose en una visión mucho más positiva que la de Gatz, que los jugadores corran más de 30 minutos tres veces a la semana cuando no sea temporada de juegos. Otra opinión es tener un entrenamiento integral para mantener la resistencia haciendo natación, ciclismo, escaladora o ejercicio en una corredora.