Instrucciones de instalación de una mesa de Ping-pong

Escrito por Irving Oala
La creación de una mesa de ping-pong requiere una planificación y un montaje físico.
Table for game in ping-pong image by terex from Fotolia.com

El Ping-pong o tenis de mesa, es un deporte recreativo que tiene un ritmo rápido y divertido, y también puede proporcionar un buen ejercicio. Sin embargo, antes de poder jugar, la mesa de ping-pong requiere de un montaje, ya que la mayoría de éstas se venden sin armar. Preferiblemente, ésto se debe hacer en el espacio donde piensas jugar para que no tengas que moverla luego. Después de haber comprado la mesa , recoge las herramientas y encuentra un espacio donde puedas instalarla correctamente.

Escoge un lugar donde desees colocar la mesa de ping-pong, y comienza el montaje allí. Lo ideal es que sea una gran sala que no tenga un montón de rincones y grietas, que hagan que las pelotas de ping pong se puedan perder con facilidad. También querrás tener un espacio suficiente alrededor de la mesa para correr, agacharte y para golpear la pelota. Un garaje, una sala de juegos o un desván con un montón de espacio extra y que esté vacío son lugares ideales para instalar tu mesa de ping-pong. Trae tu mesa a esta ubicación para que puedas instalarla allí mismo, y no tengas que moverla luego.

Arma la llave media de las piezas que vienen con tu mesa de ping-pong uniendo los cuatro tubos en posición vertical con una llave de cruz. Esto servirá como el apoyo central de los dos lados de la mesa de ping-pong. Conecta estos con el tornillo y el perno del hardware que viene con la mesa de ping-pong, utilizando los destornilladores y una llave para apretar todo. Fija las ruedas a la parte inferior de los tubos en posición vertical golpeándolos ligeramente con un martillo, de manera que la mesa de ping-pong pueda ser plegada y rodada una vez que la armes.

Fija los soportes en U en la parte inferior de cada sección de la mesa de ping-pong con los apoyos y los tornillos. Une el soporte más corto a la mitad de la sección de la mesa de juego y el soporte más largo en el borde delantero de la misma. Conecta una barra de vínculos entre el soporte en U menor y el soporte en U mayor usando una correa de seguridad de metal y unos tornillos que atraviesen la pata del soporte más largo. De esta manera la mesa será capaz de plegarse para ser guardada una vez que se arme.

Levanta una sección de la mesa de ping-pong con los soportes en U plegados contra la parte inferior de la mesa hacia arriba sobre los tubos de soporte centrales. Asegúrate de que estés adjuntando las barras de soporte en U más cortas en la parte superior de los tubos de soporte en U y colocándolos firmemente en su lugar. Dobla una mitad de la mesa hacia abajo, de modo que los soportes en U más largos actúen como patas en un lado. Repite estos pasos en el otro lado. Una vez que hayas doblado ambos lados hacia abajo, la mesa básica estará ensamblada.

Coloca las abrazaderas en el espacio entre las dos secciones de la mesa, apretando cada soporte en la parte inferior, de modo que cada sección se acerque y se una. Fija la red a la parte superior de una abrazadera y despliégala a la anchura de la mesa de modo que el otro extremo de la red esté conectada al otro lado. Aplana la red una o dos veces antes de instalarla para estirarla, si es necesario.

Consejo

Asegúrate de que el suelo esté nivelado para que tengas una superficie plana de juego cuando la mesa de ping-pong esté totalmente montada.

Mantén toda el agua fuera de la mesa de ping-pong, incluso si se trata de una mesa al aire libre, ya que ésta puede deformar u oxidar la superficie, haciendo que el juego sea desigual.

Advertencias

Ten por lo menos a otra persona que te ayude con este montaje, ya que cada sección de la mesa de ping-pong es bastante pesada. Puedes hacerte daño levantándola o perder el equilibrio y dejar caer la pieza, causándole daños a la mesa de ping-pong.