Instrucciones para cocinar tater tots congelados

Escrito por M.H. Dyer | Traducido por Yolanda Adriana Paulín Vázquez
Adereza los tater tots con ketchup, mostaza, salsa tártara o tu aderezo de ensaladas favorito.
Photodisc/Photodisc/Getty Images

Los tater tots han sido el almuerzo favorito de la cafetería por años, y la mayoría de la gente continúa amando los deliciosos pedacitos de papa crujiente después de graduarse de la primaria. Los tater tots congelados son fáciles de conseguir y son relativamente baratos, están totalmente cocinados y listos para calentarse y servirse. Aunque usualmente se calienten en el horno, también puedes calentarlos en una freidora o en una parrilla eléctrica.

Precalienta el horno a 450°F para calentar los tater tots congelados en el horno. Colócalos en una sola capa en la bandeja y calienta hasta que estén dorados (alrededor de 20 minutos por la mitad del paquete o 25 minutos por todo el paquete). Sazónalos con sal y pimienta.

Precalienta aceite para cocinar a 375°F en una freidora, luego colócalos en la canasta. Llena la canasta a no más de la mitad. Bájala cuidadosamente al aceite caliente, y fríelos hasta que estén dorados (alrededor de 3 o 4 minutos). Drena el aceite de los tater tots en una capa gruesa de toallas de papel, sazónalos con sal y pimienta, y sírvelos.

Precalienta la parrilla eléctrica entre 450°F y 500°F si los prefieres a la parrilla. Forra una bandeja desechable de aluminio con papel aluminio. Rocía el aluminio con el aceite en aerosol para evitar que se peguen, luego coloca los tater tots. Cubre la parrilla y cocínalos por 10 minutos. Voltéalos para que se cocinen uniformemente, luego cocina por otros 10 o 12 minutos, o hasta que estén crujientes y dorados.

Consejo

El horno de microondas no es la mejor manera de cocinarlos, ya que tienden a ponerse pálidos y pastosos. Algunos fabricantes hacen unos que son especialmente para calentar en el horno de microondas, y el tiempo de cocción es sólo 3 o 4 minutos.