Información sobre plantas salvajes comestibles

Escrito por Christy P
Frambuesas salvajes
wild strawberry image by Andrzej Włodarczyk from Fotolia.com

Muchas de las plantas que encuentras en estado salvaje son comestibles, o por lo menos, partes de ellas lo son. Cuando encuentres comestibles en estado salvaje, debes tener cuidado. No todas las partes son comestibles, y algunas plantas deben ser cocidas antes de consumirse.

Bayas salvajes

Muchas de las bayas salvajes son comestibles, pero asegúrate de poder identificarlas porque no todas los son. Las frambuesas salvajes, las zarzamoras, las fresas, las moras, las uvas del oso, los arándanos, los quejigos y las grosellas son comestibles. Si las bayas crecen en un tallo cerca del suelo en racimos, o si son blancas, no las comas, porque éstas son ciertamente las más venenosas.

Totoras

Las totoras son una planta versátil.
cattails image by Pix by Marti from Fotolia.com

Las totoras son una clase de comida salvaje versátil. Las raíces, los brotes y las cabezas de las flores son comestibles. Se pueden cocinar de varias maneras, por ejemplo, se las puede saltar, comer frescas en ensaladas o usar como base de almidón para espesar sopas o guisos.

Eneas

Eneas en el agua.
duckweed image by Oleg Tarasov from Fotolia.com

Las eneas parecen como un limo verde en la superficie de una laguna. Aunque pueden parecer como poco apetitosas, son comestibles. Si las miras detenidamente, tienen una cubierta verde hecha de muchas pequeñas plantas. Para que te resulten mejor, a las eneas se las debe hacer puré y mezclar en sopas para cocinarlas completamente.

Hongos

Hongos en el bosque.
spring mushroom image by Vasiliy Koval from Fotolia.com

Muchos de los hongos salvajes son venenosos, así que debes tomar extremas precauciones. Los morel son los que se pueden identificar más fácilmente por su forma de cresta de montaña y con un agujero. Crecen en la primavera, mayormente en abril y mayo.

Advertencias

Muchas plantas salvajes tienen partes que son comestibles, pero otras partes de la misma planta puede ser venenosa. Debes tener mucho cuidado cuando vayas a ingerir vegetación salvaje. Ten en cuenta también que muchas de las plantas salvajes se pueden comer cocidas, pero que cuando están crudas pueden causar problemas intestinales y hasta la muerte. Nunca comas una planta salvaje sin haberla identificado primero.