¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Infecciones del clítoris

Escrito por Luis Malavé | Fecha actualizada May 15, 2018

El clítoris se encuentra en la parte superior de los labios vaginales y contiene una gran cantidad de nervios sensibles que se extienden desde la zona del hueso púbico hasta el fondo de los labios.

Una "capucha" de piel protege el clítoris, pero cuando una mujer se excita sexualmente, el clítoris a menudo se hincha y sale de la capucha. La estimulación del clítoris durante el juego sexual o el coito trae un inmenso placer a la mayoría de las mujeres.

Sin embargo, muchas mujeres sufren de picazón o ardor alrededor de su clítoris, provocadas principalmente por infecciones del clítoris.

Otras mujeres sufren de inflamación en el clítoris por motivos ajenos a la práctica sexual con su pareja o en solitario.

En algunos casos, hay mujeres que son especialmente sensibles a los componentes de los productos espermicidas o lubricantes vaginales, desarrollando alergias que provocan la inflamación del clítoris, vulva y áreas aledañas.

Lee también: Las enfermedades micóticas en los humanos

Otras incluso desarrollan reacciones alérgicas a algunos tipos de jabón.

Entender los hechos sobre las infecciones del clítoris y de la región vulvar le ayudará a una mujer a conocer su cuerpo y explicarle mejor sus síntomas al médico para asegurarse una pronta recuperación.

Causas más comunes de inflamación del clítoris

Existe una variedad de enfermedades que pueden hacer que el clítoris de una mujer se infecte. Siempre es importante ver a un médico para obtener el diagnóstico apropiado.

Las infecciones por hongos son la causa más común de las infecciones del clítoris y están causadas por un incremento de hongos, o Candida albicans, en los genitales de una mujer.

Si el hongo penetra bajo la capucha del clítoris, puede causar hinchazón y picazón. Las mujeres que están infectadas podrían sentir un ardor constante en el área.

Las mujeres más susceptibles a una infección de Candida albicans son aquellas que se encuentran bajo tratamiento con antibióticos, pues estos cambian el equilibrio normal entre los microorganismos de la vagina.

También las mujeres en estado de gestación pueden sufrir infecciones por este hongo que afecten su clítoris y zona vulvar, provocando prurito, mal olor e inflamación.

Otras mujeres con alto riesgo de sufrir un desbalance de la flora natural de la vagina que lleve a una proliferación de Candida albicans son las pacientes diabéticas y las que sufren de obesidad mórbida.

Otros tipos de infecciones o virus que pueden afectar el clítoris son el herpes, la tricomoniasis y la vaginitis.

Complicaciones

Las infecciones, si no se tratan, pueden presentar complicaciones. No tratar apropiadamente la infección por hongos o vaginitis al estar embarazada puede llevar a un peso de nacimiento bajo o a un nacimiento prematuro.

Además, es más probable que te contagies con otra enfermedad cuando tienes tricomoniasis porque tu sistema inmune está debilitado.

Conceptos erróneos

Si te infectas con herpes debes saber que existen medicaciones que puedes tomar para prevenir los brotes y controlar la picazón vulvar.

No es una enfermedad con la que sufrirás constantemente. El concepto más erróneo sobre las infecciones por hongos es pensar que desaparecerán sin tratamiento.

Es importante ver a un médico que pueda diagnosticar apropiadamente tu infección y prescribirte el mejor curso de acción a través de un remedio casero o una medicación.

Prevención

Para prevenir herpes y otras enfermedades de transmisión sexual (ETS) siempre debes usar condones al tener relaciones sexuales.

Los condones no son 100 por ciento efectivos para prevenir las enfermedades de transmisión sexual, pero suelen reducir mucho el riesgo de transmitirlas.

La prevención de infecciones por hongos y vaginitis también implica usar condones durante el sexo. Se recomienda no tener sexo si una pareja está infectada.

Las mujeres deberían evitar la exposición prolongada a las bañeras de hidromasaje u otros medios de inmersión en caliente, cuerpos centralizados de agua, como spas o bañeras.

Tratamiento

Podrías aplicar una medicación de venta libre anti-picazón en el clítoris y la región vulvar para ayudar a aliviar los síntomas de infección.

Los médicos podrían prescribir un antibiótico para infecciones. Las infecciones por hongos podrían reaccionar a las medicaciones de venta libre, como Vagisil, pero debes saber si realmente tienes una infección por hongos antes de usarlo.

Las medicaciones pierden su efecto con el tiempo si se usan cuando no son necesarias.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.