¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Infección del tracto urinario por el Staphylococcus Saprophyticus

Escrito por Luis Malavé | Fecha actualizada June 25, 2018

Las infecciones del tracto urinario son inflamaciones del sistema urinario, que incluye los riñones, la vejiga y la uretra, causadas por bacterias que normalmente están presentes en la piel, en el tracto intestinal o en las heces.

La causa más común de las infecciones del tracto urinario es la Escherichia Coli, con el 80 por ciento de los casos reportados a nivel mundial.

Sin embargo, también prevalecen casos provocados por la bacteria Staphylococcus aureus, pero muchos otros casos obedecen a la presencia de otra cepa de esta misma familia, la bacteria Staphylococcus saprophyticus.

Tipos de infecciones del tracto urinario

Las infecciones del tracto urinario ocurren cuando cualquier parte de este se inflama.

El tipo más común de infección es la uretritis, o inflamación de la uretra, que es el tubo por el que la orina sale de la vejiga.

Articulo recomendado: ¿Cuánto tiempo puede una infección urinaria no recibir tratamiento?

La uretritis puede empeorar y convertirse en cistitis, o infección de la vejiga. Si la cistitis no es tratada, puede convertirse en una pielonefritis, que es una infección de los riñones y los uréteres.

De los tres tipos de infecciones del tracto urinario, la pielonefritis es la más grave y la que presenta más complicaciones.

Staphylococcus Saprophyticus

Independientemente del tipo de infección del tracto urinario que tengas, por lo regular todas comienzan cuando una bacteria se introduce en la uretra.

El Staphylococcus saprophyticus es una especie de bacteria estafilococo, por lo que se encuentra normalmente en la piel. Puede propagarse fácilmente en la uretra mediante las relaciones sexuales o el contacto normal.

La mayor parte del tiempo tu sistema inmune se enfrenta a bacterias extrañas, pero cuando falla, las bacterias pueden comenzar a reproducirse y propagarse, causando una infección.

Síntomas

La infección del tracto urinario por el Staphylococcus saprophyticus puede mostrarse de muchas maneras. Usualmente te hace orinar con más frecuencia.

A pesar de tener la necesidad de orinar, quizá notes que sale poca o nada de orina. La orina que sale puede ser maloliente, oscura o contener sangre.

En algunos casos puedes experimentar una sensación de ardor al orinar.

Tener calambres dolorosos y ardor en la pelvis o en la parte baja de la espalda también son síntomas comunes.

Diagnóstico

La mayoría de los diagnósticos de infecciones del tracto urinario por Staphylococcus saprophyticus comienzan con la realización de un examen de orina.

Tu médico realizará este examen para detectar bacterias, pues la orina por lo regular es estéril, por lo que la presencia de bacterias es un indicador de que algo está mal.

Para identificar la cepa particular de bacterias que está causando tu infección, las bacterias de tu orina serán cultivadas en un laboratorio.

En algunos casos incluso se prueban para medir su reacción a ciertos medicamentos.

Tratamiento

Las infecciones del tracto urinario por Staphylococcus saprophyticus a menudo son tratadas con antibióticos prescritos.

Los antibióticos como el flucloxacilina, trimetoprim y la nitrofurantoína han demostrado ser efectivos contra la bacteria staphylococcus saprophyticus.

Sin embargo, estas bacterias son resistentes al antibiótico novobiocina, por lo que no será de ayuda para este tipo de infecciones.

Te recomendamos: Antibióticos para las infecciones del tracto urinario en los hombres

Comenta siempre con tu médico las alergias que tengas o cualquier otro tipo de medicamentos que estés tomando, ya que esto puede cambiar su decisión acerca de qué medicamentos recetarte.

Comenzarás a sentir alivio de tus síntomas después de un breve periodo de tomar antibióticos. Debes tomar tus medicamentos hasta que los síntomas hayan desaparecido para evitar el desarrollo de infecciones recurrentes del tracto urinario o cepas de bacterias resistentes a los antibióticos.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.