¿Por qué es tan importante la higiene personal?

Escrito por Alison Datko | Traducido por Laura Guilleron

La higiene personal se refiere a la limpieza completa y el cuidado de tu cuerpo. Para mantener una buena higiene personal hay que bañarse, lavarse las manos, cortarse las uñas, limpiar las orejas, cepillarse los dientes y usar ropa limpia. También implica tomar decisiones seguras y saludables en el momento de interactuar con los otros. La puesta en práctica de una buena higiene personal trae beneficios sociales y para la salud.

Beneficios para la salud

Mantener la limpieza de tu cuerpo es esencial para combatir y prevenir las enfermedades (tanto para ti como para los que te rodean). Lavarte las manos puede evitar que los gérmenes se propaguen de una persona a otra o de una parte de tu cuerpo a otra. El uso de hilo dental y el cepillado de los dientes puede reducir la probabilidad de enfermedades orales y otras.

Beneficios sociales

En muchas culturas, la mala higiene personal se considera ofensiva o indicio de enfermedad. El cuidado regular de tu cuerpo puede reducir el olor corporal y mejorar tu aspecto personal, mejorando así también la percepción que los demás tienen de ti. Esto es sobre todo importante en situaciones en que se espera o se requiere una etiqueta adecuada, como en el trabajo o en la escuela. Una buena higiene personal también ayuda a enriquecer la imagen que tienes de ti mismo.

Algunos consejos sobre higiene personal

1- La ducha diaria

Bañarse diariamente es una práctica obligatoria. A través del aseo con agua y jabón se controlan olores naturales de nuestro cuerpo al mismo tiempo que prevenimos la formación de gérmenes y bacterias.
El lavado del cabello debe realizarse, al menos, 2 veces a la semana.
Presta especial atención a la presencia de piojos y liendres.

2- Lava y corta tus uñas

El aseo periódico de tus pies, manos y uñas previene la formación de bacterias y gérmenes.

Las manos es la parte de nuestro cuerpo que tiene más contacto diario con objetos, alimentos, animales. Lavarlas muy bien antes de comer, tocarnos la cara, los ojos y boca es fundamental para evitar que microorganismos, virus y bacterias ingresen a nuestro cuerpo.

3- Limpiar la nariz es clave para lograr una buena respiración

La nariz permite la entrada de aire y lo filtra para que ingrese a los pulmones con una humedad y temperatura adecuadas. Los mocos son un lubricante natural que, entre otras cosas impiden que ingresen partículas extrañas. Pero es necesario limpiar la nariz varias veces al día ya que los mocos atrapan gérmenes y microorganismos que pueden producir enfermedades.

4- Higiene bucal

Tener mal aliento y una boca poca saludable constituye una de las principales causas de rechazo de las personas. La mejor forma de evitar esto es manteniendo un periódico y adecuado lavado de los dientes. Además de una cuestión estética y social, la limpieza diaria nos permite tener una buena salud bucal, previniendo enfermedades.

5- No olvides los oídos

No debes olvidar limpiar muy bien los oídos. Pero ¡cuidado! trata de no usar hisopos

Si quieres saber cómo limpiar tus oídos correctamente debes leer esto:

Esta es la razón por la cual no debes usar hisopos o cotonetes para limpiar tus oídos