La importancia de la psicología deportiva

Escrito por Sam Ashe-Edmunds | Traducido por Laura De Alba
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Aunque algunos pueden tomar la psicología deportiva como superchería, cuando se practica apropiadamente, el entrenamiento mental para los deportes rinde beneficios concretos. Las rutinas específicas anteriores a la práctica que utilizarás durante un juego o encuentro pueden ayudar a desencadenar mejores respuestas motoras y a evitar la fatiga, entre otros beneficios.

Desencadena las respuestas motoras correctas

Utilizar rutinas previas a los tiros e incluirlas en la práctica las convierte en parte de tu tiro o movimiento. Esto le ayuda a tu cerebro a enviar el mensaje motor correcto a los músculos cuando estas en una pista o cancha. Por ejemplo, golpear tu palo en el suelo antes de los tiros de golf ayudará a desencadenar el golpe correcto si hiciste lo mismo durante las prácticas.

Disminuye la frecuencia cardiaca

Si estás perdiendo un gran encuentro o juego, tu frecuencia cardíaca puede elevarse en respuesta a las hormonas de estrés que libera tu cerebro. La psicología deportiva incluye prácticas de respiración, visualización, imágenes y música como herramientas para ayudar a calmar a los jugadores. Muchos jugadores de tenis utilizan un iPod u otro dispositivo para escuchar las mismas canciones durante la práctica, antes de un encuentro y durante los cambios para ayudarse a obtener un estado calmado y controlado. Si no tienes ningún entrenamiento de rudeza mental, tal vez no seas capaz de responder apropiadamente a una frecuencia cardíaca incrementada, lo que puede incrementar fatiga y afectar tus habilidades motoras.

Proporciona estructura

Serás más activo que reactivó durante los juegos si siguen un patrón establecido entre los puntos y las jugadas. Por ejemplo, los mejores jugadores de tenis sigue el mismo patrón entre los puntos. Tan pronto como termina un punto, se voltean de la red y colocan la raqueta en la mano que no utilizan para relajarse. Mientras caminan de regreso a la línea base, ajustan sus nervios y evalúan el último punto. Continúan caminando hacia la cerca la parte posterior, planeando el siguiente punto, entonces regresan a la línea base para estar listos para el siguiente. En la línea base, realizan su rutina anterior a los tiros, como votar la pelota tres veces antes de servir o girar la raqueta antes de regresar el servicio.

Reduce el estrés

Un fenómeno común en los deportes ocurre cuando los jugadores pierden para disminuir a los oponentes basándose sus propios errores. Los jugadores se "atascan" cuando pierden tiros fáciles que regularmente hacen en la práctica. Esto ocurre cuando desarrollan miedo y comienzan a golpear o a jugar de forma conservadora, utilizando diferentes tiros y golpes a los que usan cuando están ganando. La psicología deportiva ayuda a los jugadores a lidiar con el miedo, preparándolos para aliviar con estar atascados. Estas técnicas pueden incluir respiración, rutinas previas a los tiros, música u otros desencadenantes. Al utilizar patrones planeados de antemano, como un jugador de tenis que regresa todos los servicios amplios desde la parte de adentro de la cancha o golpea la mayoría de las bolas cortas hacia el centro de la línea base, el jugador se enfoca en la pelota y su estrategia, en lugar de hacerlo en el oponente o la puntuación. La psicología deportiva también incluye eliminar la auto plática negativa, cosas como "¡apestas!" después de perder un tiro.