¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Huesos que componen la cadera

Escrito por Matias Cohen | Fecha actualizada August 27, 2018

La cadera es una de las articulaciones más importantes y se ubica en un centro estratégico del cuerpo humano. De hecho, es la articulación que soporta y distribuye la mayor cantidad de peso.

Está formada por un amplio conjunto de huesos, ligamentos, vasos y músculos que se organizan para que sus movimientos sean posibles y se encarga de unir el fémur con el hueso de la pelvis, en tanto que cumple una doble función: movilidad y estabilidad.

Es gracias a la cadera que las extremidades inferiores tienen tres planos de movimiento. Tiene la tarea de absorción de impacto, tanto el miembro inferior como para la parte superior del cuerpo.

Tiene una estructura bastante compleja, adquirida precisamente por lo esencial de su función, así como por el peso que soporta.

Te puede interesar: Cómo tratar la costocondritis

¿Qué es la pelvis ósea?

La pelvis ósea tiene el rol dentro del esqueleto humano de unir la columna vertebral y los miembros inferiores. Esto se logra gracias a las articulaciones coxofemorales de la cadera.

Está formada por el sacro, cóccix y coxales. Al estar de pie, transmite el peso del cuerpo a la cabeza de los fémures, mientras que en posición sentada ese peso se distribuye en las tuberosidades isquiáticas:

  • Hueso sacro: tiene forma triangular, está situado en la parte superior y posterior de la cavidad pélvica, forma la pared pélvica posterior y fortalece y estabiliza la pelvis. 

  • Coccix: es un pequeño hueso ubicado al final de la columna vertebral. Está compuesto por tres o más piezas soldadas (vértebras coccígeas). Se articula con el sacro, aunque el movimiento entre el cóccix y el sacro es muy limitado. 

  • Coxales: está formado por tres porciones que al nacer están separadas y en la adultez se fusionan:
    - Ilión: es el hueso más grande de la cadera. Compone la parte superior del coxal.
    - Isquión: se sitúa en la parte posteroinferior.
    - Pubis: se encuentra en la parte anteroinferior.
    Estos huesos se articulan entre sí por delante a través de la sínfisis del pubis (articulación cartilaginosa secundaria), que es una articulación semimóvil y con una formación cartilaginosa denominada disco interpúbico. Dorsalmente, forman articulación con el sacro y, a su vez, cada uno articula con el fémur en el acétabulo (cavidad en la pelvis forma el zócalo que sostiene la cabeza femoral), según define la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Chile.  

El hecho de que el ser humano sea bípedo hace que la pelvis humana sea totalmente diferente del resto de los homínidos.

Te puede interesar: Tipos de articulaciones del esqueleto humano

¿Cómo se conecta el fémur a la cadera?

El fémur es el hueso más largo, fuerte y de mayor densidad del cuerpo humano. También llamado vulgarmente "hueso del muslo", es el que compone la parte superior de las piernas.

La conexión de este hueso con la cadera se realiza a través de la cabeza femoral o cabeza del fémur, que se conectan con el acetábulo de la pelvis, formando la articulación coxofemoral.

Entre la cabeza del fémur y el cuerpo de éste hueso se encuentra el cuello del fémur, que, por su proyección en sentido superior y medial, permite un mayor rango de movimiento en la articulación de la cadera.

Para completar esta articulación, es necesario mencionar al cartílago articular, cuyas principales funciones son suavizar la fricción de la articulación sacroilíaca, permitiendo que la articulación de la cadera se mueva libremente en todos los planos de movimiento. Además, es un gran aliado para la absorción de los impactos de parte de la extremidad inferior durante las actividades de carga de peso.

Para lograr esa estabilidad, es indispensable la función de los ligamentos, que, además de asegurar la estabilidad de la pelvis y extremidades inferiores, se encargan de evitar que la cadera se mueva fuera de sus rangos normales de movimiento.

Te puede interesar: Cómo tratar la displasia mamaria

Lesiones en la cadera

Por más que se trate de una de las zonas más fuertes y resistentes del cuerpo, el exceso de golpes, sobrecargas o caídas (en especial en edades avanzadas) pueden ocasionar diferentes lesiones. Las más comunes son distensiones, bursitis, dislocaciones y fracturas:

  • Fractura de cadera: con la edad, los huesos se debilitan. SUmado a que las personas se vuelven más frágiles y propensas a caídas, una fractura de cadera puede traer graves consecuencias.
  • Infección en los huesos o articulaciones.
  • Artritis: el rompimiento del cartílago articular genera que los huesos de la articulación se rocen, lo que ocasiona un desgaste óseo y provoca dolor, hinchazón y rigidez.

  • Bursitis: es la inflamación e irritación de una bursa, lo que genera dolor al ponerse de pie, caminar o subir escaleras.

  • Osteonecrosis de la cadera: la falta de suministro de sangre al hueso provoca una necrosis, es decir, la muerte del hueso.
  • Ruptura del rodete glenoideo.

Otras lesiones menores que pueden surgir son: distensiones musculares, pinzamientos de cadera y síndrome de cadera en resorte.

Te puede interesar: Alivio rápido para la bursitis de hombro

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.