Hongos y enfermedades en manzanos

Escrito por Marie Louise
Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Los manzanos son susceptibles a muchos tipos de hongos que pueden causar enfermedades. Estas enfermedades atacan a casi todas las variedades de manzanas que son plantadas en huertos de patios traseros, lo que lleva a la pérdida de su follaje y frutos. Si bien es práctico tener fruta fresca disponible, los hongos que afectan a los manzanos no tienen que arruinar tu cultivo. La inspección cuidadosa puede controlar las enfermedades tempranamente para evitar que dañen tus árboles.

Roya del cedro-manzana

NA/AbleStock.com/Getty Images

La roya del cedro-manzana es causado por hongos. La roya en las manzanas comienza como manchas de color naranja amarillento en la parte superior de las hojas; luego, crecen puntos negros con aspecto de ampollas dentro de estas manchas. Se abren tubos anaranjados y se rizan de nuevo en pleno verano en la parte inferior de la hoja opuesta al hongo que crece en la parte superior. La roya en manzanos aparece en la fruta, pero sin tubos. Esta enfermedad del manzano causa muchas pérdida de hojas y frutas durante una gran infestación.

Sarna del manzano

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Una infección por hongos, conocida como sarna del manzano, pasa el invierno viviendo o infectando hojas en la tierra. Durante la primavera cuando los brotes abren, se liberan ascosporas, las que se extienden a los árboles durante las tormentas de viento. El primer signo de esta enfermedad del manzano son manchas de color verde claro en la superficie de las hojas. A medida que la infección avanza, luce de color oliva, tornándose la parte interna de color gris-marrón y aterciopelada. La enfermedad de sarna del manzano que cubre la superficie entera de la hoja con el crecimiento aterciopelado se llama Venturia inaequalis. Los frutos afectados presentan manchas, pero el crecimiento de estas es menor. No se desarrolla tan rápidamente en la fruta y a medida que pasa el tiempo, las manchas adquieren el aspecto del corcho.

Fuego bacteriano

Thinkstock/Comstock/Getty Images

El fuego bacteriano es extendido por los insectos polinizadores y la lluvia. La enfermedad bacteriana que causa fuego bacteriano daña los manzanos normalmente en junio y julio cuando los manzanos comienzan a florecer. El primer signo de fuego bacteriano es el marchitamiento repentino de las flores y brotes jóvenes del manzano. A medida que avanza, las manzanas, los brotes y las flores en desarrollo se arrugan y ennegrecen.

Oidio

Photos.com/Photos.com/Getty Images

Esta enfermedad de los manzanos afecta en el invierno a los brotes de los manzanos. El oidio es llevado a otros árboles en días de viento durante la primavera. La enfermedad afecta a los capullos, hojas, manzanas, flores y brotes, dejando una mancha de color blanco que se ve como terciopelo en la parte inferior de las hojas. En la parte superior de las hojas, aparecen lesiones conocidas como manchas cloróticas. En ocasiones la hoja es cubierta con una sustancia en polvo que consiste en micelio y esporas blancas. Las hojas pueden doblarse hacia el interior debido a la infección en el borde de las hojas y llevar a la pérdida del follaje.