Historia del tampón: ¿Quién los inventó?

Escrito por Estefanía Mac
o.b

Si hay algo que demuestra el pragmatismo, la creatividad y la improvisación de las mujeres, es la creación del tampón. Si bien a lo largo de la historia de la humanidad, la mujer a través de varios métodos se las ha ingeniado para evitar que el sangrado menstrual le impida llevar una vida normal, el tampón tal cual lo conocemos hoy en día fue inventado por una nadadora empedernida, cansada de tener que interrumpir su rutina natatoria durante una semana cada mes. Mira la historia detrás del que quizá sea el producto que más utilizan las mujeres.

Tampones en la antigūedad

N/A

Los tampones fueron descritos por primera vez en el 1500 A.C en el EBER PAPYRUS, uno de los tratados médicos más antiguos del mundo, realizado en el antiguo Egipto. Los egipcios en ese entonces creían que la menstruación era una maldición de Seth, el dios demonio en la mitología egipcia.

Las bizantinas, las precursoras

Getty

Las precursoras de lo que ahora conocemos como tampones higiénicos fueron las bizantinas. Las mujeres bizantinas del siglo VI comenzaron colocando pequeños rollitos de lana de oveja intravaginalmente para detener el sangrado menstrual.

Siglo XX

N/A

A fines del siglo XIX y principios del siglo XX, las actrices y bailarinas comenzaron a fabricar tampones de algodón caseros para poder realizar sus presentaciones durante esos días. En la década de 1930 se patenta el tampón por primera vez, pero éste necesitaba de una especie de tubo para aplicarlo. A comienzos de la década del 40, la Segunda Guerra Mundial obligó a las mujeres a salir de sus casas y realizar trabajos que antes realizaban sus maridos, es por eso que los tampones comenzaron a ser cada vez más solicitados.

La gran inventora

Getty Premium

Pero no fue hasta el verano de 1945 que la ginecóloga alemana Judith Esser-Mittag, cansada de tener que suspender su rutina de natación cada vez que tenía su periodo y gracias a sus conocimientos de anatomía, decidió inventar un dispositivo que pueda adaptarse a la vagina y que además no necesitara de un aplicador. Tras varias reuniones con ingenieros y profesionales de la salud y varias pruebas en el hospital de Wuppertal logró crear el tampón higiénico, al que llamaron o.b® (Ohne-Binde, que en alemán significa "sin toalla"). Su original diseño actualmente sigue vigente. o.b® continúa produciendo sus tampones bajo las más estrictas normas de seguridad médicas, tal como ella comenzó haciéndolo en ese entonces.

Relacionado: ¿Es seguro usar tampones?

El mejor aliado de la mujer

Getty

Actualmente los tampones son los preferidos de las mujeres gracias a la seguridad y comodidad que brindan. A diferencia de las toallas higiénicas, el tampón te permite realizar todas tus actividades diarias con comodidad, sin miedos y sin privarte de nada. Algo que te permita nadar, bailar, hacer deportes o subir y bajar escaleras en esos días sin duda tiene que ser el mejor aliado de toda mujer.