¿La histamina realmente causa una reacción alérgica?

Escrito por Dr. Boyan Hadjiev | Traducido por María Dolores Meade
Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

La liberación de histamina desde las células del sistema inmune después de la exposición a una sustancia que provoca alergias o alergeno, provoca una reacción alérgica, según la American Academy of Allergy, Asthma & Immunology. Esta es la razón por la que medicamentos antihistamínicos son tan ampliamente prescriptos y eficaces para aliviar los síntomas de muchas alergias comunes, como la fiebre del heno.

La explicación clásica de la reacción alérgica se inicia con polen, polvo, esporas de moho, ciertos alimentos u otros alérgenos que provocan que el sistema inmune produzca un anticuerpo llamado inmunoglobulina E (IgE).

Reacción alérgica clásica

También es preciso decir que la histamina es uno de los componentes clave en la respuesta inmune inapropiada y excesiva que resulta en una reacción alérgica. La explicación clásica de la reacción alérgica se inicia con polen, polvo, esporas de moho, ciertos alimentos u otros alergenos que provocan que el sistema inmune produzca un anticuerpo llamado inmunoglobulina E (IgE). La IgE reconoce y se une al antígeno, lo que no representa una amenaza en sí misma. Las moléculas de IgE se unen a las células del sistema inmune llamadas mastocitos.

Cuando los mastocitos se unen a la IgE se une el alérgeno que reconoce específicamente, la interacción hace que los mastocitos liberen sustancias químicas inflamatorias, incluyendo la histamina. Estas sustancias químicas inflamatorias producen picazón, hinchazón, erupciones y otros signos y síntomas de las reacciones alérgicas habituales. La histamina provoca una reacción alérgica, pero sólo lo hace en combinación con un alérgeno, la IgE y los mastocitos.

Intolerancia a la histamina

Hay otra manera en que la histamina puede producir molestias y algunos síntomas similares a las alergias, pero el mecanismo no implica los pasos de la reacción alérgica clásico. Es el resultado de la incapacidad de algunas personas para inactivar la histamina en sus cuerpos.

Normalmente, la histamina se desactiva por enzimas llamadas amina oxidasas. Si tu cuerpo no tiene suficiente de estas enzimas o si se inhiben, los niveles de histamina puede acumularse y llegar a ser tóxicos. Algunos de los síntomas de esta toxicidad pueden imitar una reacción alérgica.

Esto puede ocurrir cuando se consumen alimentos ricos en histamina, como algunos pescados y quesos, col, espinaca, la berenjena y salsa de tomate. Cerveza, vino y licores contienen histamina también. Ciertos medicamentos liberan histamina, incluyendo los opioides tales como la morfina.

Síntomas

Los síntomas de la intolerancia a la histamina descrita por las investigadoras Laura Maintz y Natalija Novak en la revista American Journal of Clinical Nutrition, en su artículo "La histamina y la intolerancia a la histamina", incluyen:

• Urticaria • Asma • Picazón • Rubor o enrojecimiento de la piel • Diarrea • Dolor de cabeza • Ojos rojos, hinchados, llorozos y con picazón • Presión arterial baja • Latidos cardíacos irregulares

Según Maintz y Novak, la similitud de los síntomas puede significar que algunos pacientes que se cree tienen alergias de causa desconocida en realidad están sufriendo de intolerancia a la histamina. Los síntomas de la intolerancia a la histamina, como los de las alergias, pueden aliviarse con antihistamínicos y, por supuesto, evitando los alimentos ricos en histamina.

Sobre el autor

Boyan Hadjiev, MD, ha sido un médico practicante durante cinco años. Posee una doble certificación en Medicina Interna, (2003), y Alergia e Inmunología, (2005).

El Dr. Hadjiev se graduó de la University of Michigan con una licenciatura en biología y un doctorado de la Cleveland Clinic-Case Western Reserve School of Medicine.