Granos pequeños en las orejas

Escrito por Jessica Lietz
Los pequeños granitos en la orejas pueden causar dificultad para usar aretes.
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Los granitos en las orejas pueden causar frustración y dolor especialmente si interfieren con el uso de los anteojos o los aretes. Si los granitos aumentan en tamaño o cantidad, exudan, cambian de color, duelen o no se quitan consigue una evaluación médica ya que a veces son una indicación de condiciones médicas serias. Afortunadamente la mayoría de los casos se pueden prevenir con cambios en tu estilo de vida y se pueden tratar con atención médica.

Características

Frecuentemente los granitos en las orejas lucen como el acné y pueden tener color rojo o blanco.
ear image by Connfetti from Fotolia.com

Frecuentemente los granitos en las orejas lucen como el acné y pueden tener color rojo o blanco. Es posible que tengas además otros síntomas como enrojecimiento e hinchazón alrededor del granito, rasquiña y dolor, en particular si éstos están localizados cerca a tus anteojos o aretes. En ocasiones los granitos producen pus o sangran, especialmente si se rascan.

Identificación

Puedes notar éstos granitos durante el aseo cuando te estás bañando o aplicando cosméticos, o cuando te pones los lentes o los aretes.
Woman applying cosmetics image by Gina Smith from Fotolia.com

Puedes notar éstos granitos durante el aseo cuando te estás bañando, aplicando cosméticos, cuando te pones los lentes o los aretes. Los dermatólogos o médicos generales diagnostican éstos pequeños granos en las orejas realizando un examen físico e investigando con el paciente acerca de su historia médica y sus actividades recientes tales como la natación. Si se sospecha de una infección es posible que el doctor obtenga una muestra del fluido, pus ó sangre, para enviarlo al laboratorio para pruebas.

Causas

El cáncer de piel tipo melanoma, puede lucir como pequeñas protuberancias en la oreja en personas de piel clara o con historia de alta exposición al sol.
Sun image by KPICKS from Fotolia.com

Muchas condiciones que afectan la piel y el oído externo podrían causar pequeñas protuberancias incluyendo el acné, la queratosis actínica, la dermatitis por contacto alérgico, la celulitis, la condrodermatitis nodular del hélix y los quistes epidérmicos. Además, el carcinoma de células basales, el carcinoma de células escamosas, el cáncer de piel tipo melanoma, pueden lucir como pequeñas protuberancias en la oreja en personas de piel clara o con historia de alta exposición al sol. Las infecciones, incluyendo abscesos y forúnculos pueden producir pequeñas protuberancias en las orejas como las producidas por picaduras de insectos.

Tratamientos

Los doctores tratan las infecciones del oído externo y de la piel con antibióticos orales o locales y pueden recomendar analgésicos como el ibuprofeno para aliviar síntomas como dolor e hinchazón.
doctor visiting an ear image by TEMISTOCLE LUCARELLI from Fotolia.com

Los doctores tratan las infecciones del oído externo y de la piel con antibióticos orales o locales y pueden recomendar analgésicos como el ibuprofeno para aliviar síntomas como dolor e hinchazón. Las pequeñas imperfecciones en la oreja causadas por condiciones de la piel tales como el acné pueden tratarse con antibióticos locales. El portal Mayo.com hace la observación de que el tratamiento de quistes epidérmicos requiere cuidado médico que puede incluir inyecciones de corticosteroides, incisiones y drenaje o extracción total del quiste.

Prevención/solución

Evita la exposición prolongada al sol.
mujer con sombrero image by Ana Sanz from Fotolia.com

El uso de productos no grasos para el pelo y la piel puede ayudar a evitar granos causados por acné y quistes epidérmicos. El evitar la exposición prolongada al sol, usando bloqueadores solares en la cara y orejas, sombreros de ala ancha cuando se pase rato en exteriores puede ayudar a prevenir el cáncer de piel y los quistes epidérmicos. No te toques ó rasques los granitos en las orejas para no agravar la condición.