Fuentes naturales de glutamina

Escrito por Leah DiPlacido, Ph.D.
spinach image by Ramon Grosso from Fotolia.com

La glutamina L, también llamada simplemente glutamina, es el aminoácido más abundante en el cuerpo humano. Esta no se considera un aminoácido esencial, ya que el cuerpo puede producirla. A veces, sin embargo, tu cuerpo usa la glutamina a un ritmo más rápido del que puede fabricarla. En estas situaciones, comer alimentos naturales que sean ricos en este aminoácido puede ayudar a reponerlo.

Cómo utiliza el cuerpo la glutamina

Blood cells image by patrimonio designs from Fotolia.com

Las células de todo el cuerpo necesitan glutamina para funcionar normalmente. Tanto el sistema inmune como las células endoteliales, que son abundantes en el tracto gastrointestinal, necesitan una fuente regular de glutamina. Es necesaria para la división celular, así las células que recubren el tracto intestinal y del sistema inmunitario a menudo se dividen a un ritmo acelerado. La división celular es especialmente importante cuando estás enfermo, agotado por el ejercicio extenuante, herido o has sido sometido a cirugía, porque las células necesitan dividirse para reemplazar a las células dañadas y ayudar a montar una respuesta inmune. Por lo tanto, tu cuerpo puede necesitar más glutamina de la que puede crear en estos momentos de estrés físico. Comer alimentos ricos en este aminoácido ayudará en tu recuperación.

Carne

meat image by Svetlana Kashkina from Fotolia.com

Una gran fuente natural de glutamina son los alimentos de origen animal, como los huevos, el cerdo y el pollo. Consumir carne y huevos también es beneficioso cuando el cuerpo está tratando de recuperarse del estrés físico, ya que, no sólo son ricos en glutamina, sino que son también buenas fuentes de proteína. Tanto la proteína como la glutamina son necesarias para curar los tejidos dañados. Come estos alimentos en el estado más natural posible, busca carnes y huevos que sean de animales no alimentados con hormonas ni antibióticos.

Lácteo

dairy products image by Maria Brzostowska from Fotolia.com

Muchos de los alimentos basados ​​en productos lácteos también son ricos en glutamina. Estos son el yogur, la leche, el queso cottage y el queso ricotta. Para reducir la cantidad de grasa y calorías que consumes mientras sigues recibiendo una cantidad adecuada de glutamina, opta por versiones bajas en grasa de dichos productos lácteos. Al igual que con las carnes y los huevos, el alto contenido de proteínas de los productos lácteos los convierte en grandes alimentos para ayudar al proceso de curación. Elegir productos lácteos de vacas que son alimentadas con una dieta libre de hormonas y antibióticos también aumenta la pureza de estos alimentos.

Vegetariano

Vegetarian food image by Bartlomiej Nowak from Fotolia.com

Los vegetarianos pueden disfrutar de muchos alimentos que son una rica fuente de glutamina. Los vegetales ricos en glutamina son la espinaca, la col y el perejil, especialmente crudos. Además, la avena y el germen de trigo son también buenas fuentes de glutamina para los vegetarianos.