¿Existen ejercicios para reducir la grasa del cuello?

Escrito por Dr. Robert Petros | Traducido por pei pei
Una mujer posa para una foto mientras se broncea en la terraza de su patio.
vaz1/iStock/Getty Images

La grasa del cuello no se pierde simplemente ejercitando los músculos de esta zona, porque el uso aislado de los músculos no quema suficientes calorías. Para perder grasa en cualquier parte del cuerpo, debes perder grasa corporal en general por medio de ejercicio aeróbico y anaeróbico y de una dieta saludable. De ninguna manera, la grasa del cuello es una excepción a esta regla.

Ejercicios para el cuello

Un hombre realiza ejercicios para el cuello al aire libre.
Ann Baldwin/iStock/Getty Images

Los ejercicios para el cuello no queman suficientes calorías para reducir la grasa de tu cuerpo, pero si añaden definición a la región cervical. Entre más desarrollados estén los músculos de tu cuello, menos obvia será la grasa almacenada en la zona. Un ejemplo de un ejercicio de cuello muy simple es inclinar la cabeza en una dirección determinada y usar una de tus manos para proporcionar resistencia. Es necesario hacer de cinco a 10 repeticiones en cada dirección por lo menos tres veces al día.

Ejercicio aeróbico

Una mujer realiza una caminata en un parque.
Mikhail Kokhanchikov/iStock/Getty Images

Correr, bailar y montar bicicleta son ejemplos de ejercicios aeróbicos que pueden ayudarte a quemar la grasa excedente en tu cuerpo. El ejercicio aeróbico comienza a quemar grasa pasados 20 minutos de movimiento continuo. Si realizas estos ejercicios temprano en la mañana y antes de comer, vas a empezar a quemar grasa desde el comienzo de tu sesión de ejercicios. La realización de tres a cinco sesiones aeróbicas por semana te permitirá alcanzar tus metas de pérdida de peso.

Ejercicio anaeróbico

Un hombre hace abdominales (sit-ups) sobre un balón en el gimnasio.
Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

El ejercicio anaeróbico también se conoce como entrenamiento de resistencia y es otro tipo de actividad que puede reducir la grasa de tu cuerpo. Es diferente del ejercicio aeróbico en el sentido de que no quema tantas calorías inmediatamente. El entrenamiento de resistencia aumenta la masa muscular de tu cuerpo. Entre más masa muscular tengas, más calorías quemarás incluso estando en reposo. El ejercicio anaeróbico regular aumenta la velocidad de tu metabolismo y es especialmente beneficioso para las personas mayores de 40 años. Después de llegar a los 40, la masa muscular del cuerpo comienza a disminuir, pero el ejercicio anaeróbico puede evitarlo. Las prensas de banco (bench presses), las flexiones de bíceps (bicep curls), los abdominales (sit-ups) y las planchas (push-ups), son ejemplos de ejercicios anaeróbicos.