Cómo esterilizar biberones de vidrio

Escrito por Sara Ipatenco | Traducido por Mayra Cabrera
Esterilizar los biberones de vidrio asegura que estén libres de gérmenes.
biberon vert image by photlook from Fotolia.com

Los biberones de vidrio son cada vez más populares para alimentar a tu bebé. Kimberly Rider, autor de "Organic Baby: Simple Steps for Healthy Living", los recomienda como una forma segura de servir la leche tibia materna o de fórmula mientras se limpien adecuadamente. Siempre hay que esterilizarlos antes de su primer uso y después de cada uso, o con la frecuencia que el médico de tu bebé te recomiende.

Instrucciones

Llena una olla grande con agua y permite que hierva. Asegúrate de que es lo suficientemente grande como para contener todas las botellas que deseas esterilizar, y verifica que haya suficiente agua para cubrirlas completamente. Hervirlas es mejor porque así te aseguras de que el agua esté lo suficientemente caliente para matar los gérmenes y deshacerte de las bacterias

Coloca con cuidado los biberones en el agua hirviendo utilizando pinzas para evitar quemarte. Sumérgelos completamente en el agua caliente y gíralos alrededor para ajustarlos en la olla. Ten cuidado para evitar que se golpeen con fuerza unos con otros, ocasionando rajaduras y roturas que representen un riesgo, dice Roberta Larson Duyf y la American Dietetic Association, autores del libro "American Dietetic Association Complete Food and Nutrition Guide".

Deja que los biberones hiervan durante al menos unos cinco minutos, recomienda Rider. Necesitarás asegurarte de que hiervan lo suficiente para matar los gérmenes y bacterias por dentro y por fuera.

Retira las botellas del agua hirviendo utilizando las pinzas. Incluso fuera del agua, estarán muy calientes. Colócalas sobre un paño de cocina seco o un escurridor especialmente diseñado para que escurran.

Consejo

Rider dice que puedes incluso colocar tus biberones de vidrio en el lavavajillas y correrlos en el ciclo de esterilizado como una forma alternativa para esterilizarlos.

Advertencias

Evita hervir los biberones por una cantidad mayor de tiempo debido a que podría causar rajaduras o podrían romperse, dice Duyff and the American Dietetic Association. Permíteles que estén totalmente atemperados antes de pasar agua fría sobre ellos debido a que esto podría ocasionar rajaduras.