Cómo estar en buena forma física

Escrito por Marnie Kunz | Traducido por Dennis de la Barrera
Salud física a tu alcance.
men doing fitness image by Ramona smiers from Fotolia.com

El ejercicio es un componente esencial de un estilo de vida saludable, ya que ayuda a aumentar el metabolismo, a la pérdida de peso y al mantenimiento y también evita una variedad de enfermedades. Si deseas ponerte en forma o aumentar tu nivel de condición física, pero no sabes por dónde empezar, puedes seguir algunos consejos básicos para estar en buena forma física, disfrutar de una vida más sana y más larga con un programa de ejercicio completo.

Disfruta de tu vida ejercitándote.
Photos.com/Photos.com/Getty Images

Haz ejercicio por lo menos cinco veces a la semana durante 30 minutos en cada sesión. De acuerdo con la Asociación Americana del Corazón y el Colegio Americano de la Medicina del Deporte, los adultos deben hacer ejercicio 30 minutos al día, cinco días a la semana para mantenerse saludables. Elige un ejercicio aeróbico que disfrutes, como correr, andar en bicicleta, caminar, nadar, bailar o esquiar, así serás más proclive a continuar con tu programa.

Ya sea con máquinas o mancuernas puedes ejercitarte.
Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images

Levanta pesas de dos a tres veces por semana. Usa pesas libres o usa máquinas de pesas en tu gimnasio local o centro de acondicionamiento. Las pesas ayudan a fortalecer, construir y tonificar los músculos y acelerar tu metabolismo en general porque el músculo quema más calorías que la grasa. En general, es bueno hacer tres series de 10 a 12 repeticiones por cada ejercicio que haces con peso.

Entre más lejos te mantengas de la comida procesada, estarás mejor.
Comstock/Comstock/Getty Images

Come de manera balanceada. Elige alimentos que sean bajos en grasa y calorías y mantente alejado de la comida rápida y alimentos procesados. Incorpora una variedad de frutas frescas, verduras, granos enteros, fuentes de proteínas (carne magra, nueces, frijoles o soja) y productos lácteos bajos en grasa en tu dieta. Reduce el consumo de productos de antojo, como papas fritas y dulces, ya que ofrecen poco o nada de nutrientes y muchas calorías.

El agua te quita la sed, el hambre y te mantiene en balance.
Polka Dot Images/Polka Dot/Getty Images

Bebe por lo menos ocho vasos de agua al día. El agua ayuda a eliminar las grasas y las toxinas de tu sistema, también ayuda con la digestión y la pérdida de peso. Mantenerte hidratado también es importante porque ayuda a tus músculos para un buen desempeño y evita los calambres mientras haces ejercicio. Además, el agua ayuda a suprimir el apetito por lo que te sientes lleno.

Consejo

Consulta a tu médico para obtener instrucciones específicas para tu tipo de cuerpo, condición y edad antes de comenzar un programa de ejercicio físico.

Advertencias

Si sientes dolor agudo o prolongado mientras hace ejercicio, deja de ejercitarte y llama a tu médico de inmediato, ya que puedes haber sufrido una lesión y necesitas tratamiento.