¿Es seguro usar tampones?

Escrito por Estefanía Mac
Getty Premium

A la hora de usar un tampón por primera vez, miles de dudas invaden nuestras mentes y éstas incertidumbres no tiene solo que ver con la colocación y el "mito de la pérdida de la virginidad", sino que también envuelven a los materiales utilizados para la elaboración de los tampones. Desde hace un tiempo se ha instalado un mito urbano que sostiene que los tampones representan un riesgo para la salud, ya que supuestamente las empresas fabricantes utilizan asbesto y dioxinas para su elaboración. Descubre por qué el tampón es la opción más segura e higiénica para esos días.

Los tampones y el asbesto

http://fox40.com/

Recientemente, la Revista del Consumidor de México dio por tierra el mito que desde hace años circula por Internet que sostiene que los tampones contienen asbesto para provocar un mayor sangrado, y por ende, incrementar su consumo. La Administración de Alimentos y Fármacos (FDA, por sus siglas en inglés) emitió un documento para desmentir estos rumores en el que aseguraba que en la elaboración, confección y producción de tampones no se utilizan asbestos y también advertía que su utilización es considerado un delito penado por ley.

Dioxinas

Getty Premium

Las dioxinas son compuestos químicos que se producen a partir de la utilización del cloro y están presentes en alimentos, principalmente en animales ya que se alojan en el tejido adiposo. En el caso de los tampones, el mito argumenta que las empresas utilizan cloro para blanquear los materiales utilizados en la fabricación de este producto. La FDA comunicó también que había trabajado con los productores de celulosa para desarrollar métodos de blanqueo que no generaran dioxinas. Al mismo tiempo, el Laboratorio de la Procuraduría Federal del Consumidor de México buscó algún indicio de asbesto en los tampones sin encontrar ningún rastro. Otro estudio realizado recientemente en Europa, concluyó que tampones de algunas marcas menos reconocidas contienen dioxinas pero a un nivel muy inferior al permitido que es 0.75 partes por trillón, el máximo más exigente para productos alimentarios.

Los tampones son seguros e higiénicos

o.b

Absorber el flujo desde adentro de la vagina es lo que hace que el tampón sea la opción más segura para las mujeres durante esos días. La forma en que las toallas higiénicas absorben el flujo hace que las mujeres se sientan incómodas e inseguras al realizar sus actividades diarias. En cambio los tampones permiten realizar cualquier actividad de manera cómoda y natural. Los tampones tal cual los conocemos hoy fueron inventados por o.b® y están en el mercado mundial desde 1950. Desde ese entonces sus componentes son sometidos a estudios químicos, clínicos, toxicológicos y bacteriológicos para garantizar la seguridad de las usuarias. Además, en el proceso de elaboración en ningún momento interviene la "mano humana". Los tampones que no satisfacen las exigencias de calidad son desechados automáticamente. La cuidadosa fabricación garantiza que los tampones o.b® sean higiénicos y perfectos en lo que se refiere a la seguridad sanitaria.