¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

¿Es posible tener verrugas genitales y no tener VPH?

Escrito por Matias Cohen | Fecha actualizada August 22, 2018

Las verrugas son pequeños pequeños bultos que aparecen en la piel, de textura granulosa, que son causadas por algún tipo de virus. Se producen con mayor frecuencia en los dedos o en las manos, pero no están exentas otras áreas del cuerpo, como, por ejemplo, las áreas genitales.

Cuando hablamos de verrugas genitales, indefectiblemente hay que hacer referencia al Virus del Papiloma Humano (VPH). Y, si bien las mujeres son más propensas a padecerlo, el VPH también afecta a los hombres. Toda verruga genital es causada por el VPH.

La presencia de verrugas genitales se evidencia con protuberancias blanquecinas o de color piel en la vulva y alrededor de ésta, vagina, cuello uterino o ano, en el caso de las mujeres, mientras que en los hombres aparecen en el pene (o cerca de éste), escroto o ano. En ambos sexos, algunas veces puede presentarse en la boca o los labios, aunque es muy poco probable.

Están encuadradas dentro de las enfermedades de transmisión sexual (ETS). De hecho, son las más frecuentes. Y, si bien es mejor prevenirlas, afortunadamente tienen tratamiento.

Te puede interesar: ¿Cuáles son las causas de las erupciones en la piel?

Al menos, una vez

Especialistas de la Mayo Clinic de los Estados Unidos, aseguraron que prácticamente todas las personas sexualmente activas se infectarán con al menos un tipo de virus del papiloma humano en algún momento de sus vidas, a menos que estén vacunados para prevenirlos.

Existen más de 40 tipos de VPH que causan verrugas genitales. Éstas se transmiten principalmente de persona a persona a través del contacto sexual. Es muy poco frecuente (pero ocurre) que se transmitan de la madre al bebé durante el parto.

¿Cuáles son los síntomas?

La Oficina de la Mujer del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos explica que los principales síntomas ante la presencia de verrugas genitales son picazón, ardor y malestar. Incluso, puede existir sangrado durante las relaciones sexuales.

Las verrugas genitales tardan entre dos y tres meses en hacerse evidentes, luego de haber tenido contacto sexual con alguien infectado con el virus del VPH. No obstante, en ocasiones las verrugas pueden surgir en pocos días, como también luego de años del contacto con el virus. Otras veces, puede existir la presencia de VPH sin el desarrollo de verrugas genitales.

Te puede interesar: ¿Qué es el tiempo inactivo para el VPH?

Diagnóstico del VPH

Algunas verrugas genitales son de fácil detección, ya que están a simple vista, facilitando el diagnóstico. Para aquellas que no se ven, especialmente en la mujer, se realiza una colposcopía, mediante la cual se puede visualizar dentro del cuello uterino, con el fin de tomar muestras de zonas anormales.

Las pruebas de laboratorio son necesarias para diagnosticar la clase de virus y el riesgo que existe en la aparición de cáncer de cuello uterino a raíz del VPH.

¿Cómo se tratan las verrugas genitales?

Las verrugas genitales requieren sí o sí tratamiento. De no hacerlo, pueden crecer y multiplicarse. Algunas veces, si bien pueden desaparecer (aunque no es común), el VPH seguirá presente en el cuerpo, lo que aumenta los riesgos de contagio a otra persona y la reaparición de las verrugas en cualquier momento.

Las verrugas genitales pueden extraerse, siempre siguiendo las indicaciones del médico. Los medicamentos utilizados para otro tipo de verrugas pueden hacerlas desaparecer, sin embargo el virus seguirá presente y, a la larga, las verrugas voloverán.

Además de las soluciones farmacológicas, existen tratamientos quirúrgicos para extraer las verrugas, como el tratamiento con láser o la extracción en quirófano. Si bien el VPH no se cura, los tratamientos disponibles y recomendados por los médicos, según cada situación, son efectivos contra los trastornos de salud que el VPH puede causar.

Te puede interesar: Cómo vivir con el VPH

¿Cómo se previenen las verrugas genitales?

La vacunación es el único modo de prevenir el Virus del Papiloma Humano. En la actualidad, existen dos vacunas disponibles: una bivalente y otra tetravalente.

Debido a que los mayores riesgos de padecer cáncer cérvicouterino pertenecen a las cepas 16 y 18 del VPH y que el 90% de las verrugas son causa de las cepas 6 y 11, la Organización Mundial de la Salud, los Centros para el Control de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC) y el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC), entre otros centros internacionales de salud, recomiendan la vacuna tetravalente, que posee esas cuatro cepas.

El uso del preservativo reduce el riesgo de transmisión, pero no lo elimina por completo. Es por eso que la vacunación es indispensable.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.