Cómo envolver una muñeca con cinta atlética

Escrito por Janelle Vaesa | Traducido por María Marcela Mennucci
Envolver la muñeca es una manera efectiva de proteger los tendones, articulaciones y músculos lesionados.
main gauche image by Philippe LERIDON from Fotolia.com

Envolver tu muñeca puede ayudarte a evitar una lesión o a recuperarte de una, protegiendo y sosteniendo la articulación y los músculos. Los dos tipos principales de cinta atlética -de óxido de zinc y venda elástica adhesiva- tienen sus ventajas. La cinta más firme de óxido de zinc restringe el movimiento de tu muñeca y ayuda a evitar las ampollas. Debido a su flexibilidad, la venda elástica adhesiva es ideal para los ejercicios donde necesitas mover tu muñeca.

Lava tu antebrazo, muñeca y mano con agua y jabón antes de vendarla. La piel debería estar limpia y seca antes de aplicar la cinta.

Envuelve la cinta Pre-wrap debajo de la articulación de la muñeca y sobre esta última, según indica Pre-wrap.com. Continúa envolviendo el dorso de la mano, cruza la cinta sobre la palma y finalmente pásala entre los dedos pulgar e índice. Esta venda suave que no se pega a la piel, la protege de irritaciones a causa de la cinta. Al aplicar la Pre-wrap, mantén la mano plana y los dedos separados.

Estabiliza la articulación de la muñeca colocando uno de los dos tipos de cinta atlética justo debajo de la articulación. Empezando desde la parte exterior y subiendo hacia el interior del brazo, tira de la cinta en un círculo alrededor de la muñeca. Mantén la venda chata y lisa a medida que la vas envolviendo alrededor de tu mano y muñeca. Luego, corta la cinta.

Envuelve la cinta atlética sobre la primera tira y sobre el dorso de la mano. Pásala entre los dedos pulgar e índice y cruzando la palma de la mano. Según Pre-Wrap.com debes continuar este patrón tres o cuatro veces.

Mueve tus dedos para asegurarte de que pueden moverse libremente y sin incomodidades. La cinta atlética no debería estar tan ajustada que te corte la circulación o limite el movimiento de tus dedos. Si estos se ponen azules o empiezas a sentir un hormigueo en tu mano y dedos, la venda está demasiado ajustada. Saca la cinta y vuelve a comenzar.

Para sacarte la cinta cuando hayas terminado el ejercicio o el partido, córtala con tijeras, al menos que tu doctor o entrenador recomiende que te la dejes puesta.

Consejo

Envolver la cinta es más fácil si alguien te ayuda.

Advertencias

Si tus dedos sienten un cosquilleo o se ponen de color azul o púrpura, la cinta está demasiado ajustada y debes sacártela. Siempre consulta a tu entrenador o doctor cuando tengas una lesión.