Envoltura corporal casera de chocolate

Escrito por Rose Welton | Traducido por Karla M. González
chocolate image by Norberto Lauria from Fotolia.com

Las envolturas corporales están diseñadas para hidratar y suavizar la piel a través del uso de ingredientes hidratantes. También pueden tonificar el cuerpo y proveer una pérdida temporal de tallas después de que la piel se reafirma. Las envolturas corporales proveen relajación, mientras que las de chocolate pueden tener un olor muy agradable y ser un exquisito deleite al mismo tiempo. Ya que pueden ser caras en salones y spas, puede que escojas darte una envoltura corporal de chocolate en la comodidad de tu propio hogar y con tus propios ingredientes.

Coloca las chispas de chocolate en un plato de cristal apto para microondas. Coloca el plato en el microondas y calienta el chocolate por dos minutos a temperatura media, o hasta que las chispas estén completamente suaves y derretidas.

Añade 5 fresas, 1/2 copa de champaña y 1/3 de taza de miel en una licuadora. Licúa hasta que la mezcla esté suave y cremosa.

Mezcla el puré y el chocolate derretido para formar una pasta. Permite que la mezcla se enfríe para que aún quede tibia, pero agradable al tacto.

Exfolia tu piel usando una escobeta o cepillo para exfoliar mientras esperas que se enfríe la pasta. Esto removerá las células muertas de la superficie de la piel y proveerá los mejores resultados de la envoltura corporal.

Aplica la envoltura corporal a tu piel usando una brocha limpia. Comienza por tus pies y continúa hasta tu cuello.

Deja la envoltura corporal por 15 minutos. Si es necesario, rocía o nebuliza tu cuerpo con agua para mantener la pasta húmeda y fácil de remover.

Retira la envoltura corporal enjuagando y frotando la pasta hasta hacerla desaparecer.

Consejo

Si encuentras incómoda la sudoración que ocurre durante tu envoltura corporal, coloca un paño húmedo y fresco sobre tu frente.

Puede que necesites ayuda al aplicar la envoltura corporal en lugares difíciles de alcanzar.