¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Enfermedades normales del sistema reproductor masculino

Escrito por Matias Cohen | Fecha actualizada August 26, 2018

El aparato reproductor masculino tiene a su cargo la función sexual, que, aunque es fundamental para mantener viva a la especie, no lo es para mantener vivo al individuo, a diferencia de otros sistemas del cuerpo humano.

Está compuesto por:

  • Uretra: es el canal que se encuentra dentro del pene, responsable de transportar orina y semen.
  • Testículos: son glándulas que se encargan de reproducir hormonas y espermatozioides.
  • Epidídimo: conducto responsable de albergar a los espermatozoides hasta su etapa de maduración.
  • Conducto deferente: su función es transportar a los espermatozoides desde el epidídimo hasta el pene. 
  • Vesículas seminales y la próstata: generan los fluidos que lubrican el sistema de conductos y nutren a los espermatozoides.
  • Pene: órgano por el que los espermatozoides salen al exterior.
  • Escroto: bolsa de tejido que aloja los testículos.  

Como cualquier otro sistema del cuerpo humano, sufre problemas. ¿Cuáles son las enfermedades del sistema reproductor masculino más frecuentes?

Te puede interesar: ¿Es posible tener verrugas genitales y no tener VPH?

Cáncer de testículos

Es uno de los cánceres más frecuentes en hombres menores de 40 años. También suele ser prevalente en personas que tuvieron un desarrollo testicular anormal, síndrome de testículo no descendido o antecedentes cáncer en la familia.

La American Cancer Society define que el cáncer de testículos se da cuando las células comienzan a crecer sin control de esta zona del aparato reproductor masculino. Existen varios tipos de cáncer testicular.

El 90% corresponde a los tumores de las células germinales, encargadas de producir los espermatozoides. A su vez, existen dos clases de tumores de las células germinales: seminomas y no seminomas.

El carcinoma in situ del testículo, si bien no es muy frecuente, suele ser muy peligroso, ya que no provoca síntomas y suele detectarse en etapas tardías, cuando se ha convertido en cáncer invasivo.

Por último, los tumores estromales son aquellos que se originan en los tejidos de soporte y productores de hormonas de los testículos (estroma).

Cáncer de próstata

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos señala que cerca del 13% de los hombres van a tener cáncer de próstata en algún momento de su vida, con una tasa de mortalidad de entre el 2 y 3%.

La edad edad es uno de los principales factores de riesgo, ya que su incidencia aumenta en hombres mayores. Su alto porcentaje de curación y baja mortalidad se debe a que es un cáncer fácilmente detectable en etapas tempranas, lo que mejora notablemente la efectividad de los tratamientos.

Los síntomas principales son: dificultad y dolor al orinar, sangre en la orina o semen, dolor al eyacular y dolor persistente en la parte baja de la espalda.

Te puede interesar: Cómo reducir la próstata agrandada

Hiperplasia prostática benigna

Se trata de un agrandamiento anormal de la próstata, que se es más frecuente en personas de edad avanzada.

Los síntomas de la hiperplasia prostática benigna son: necesidad de orinar frecuentemente o con urgencia, aumento de la frecuencia de la orina por la noche (nocturia), dificultad para comenzar a orinar, flujo débil de la orina, imposibilidad de vaciar la vejiga.

Detectada a tiempo, se puede tratar de manera efectiva. De lo contrario, se incrementa el riesgo de agravarse y generar infecciones del tracto urinario o daño en la vejiga o en los riñones.

Varicocele

El varicocele es un trastorno progresivo de los testículos y es de la causa más frecuente de esterilidad en los hombres. Se trata de una dilatación de las venas que drenan la sangre de los testículos en la que el 87% de los casos afecta al lado izquierdo, el 7% es bilateral y el restante 3% al lado derecho.

La mayoría de las veces no produce síntomas, por lo que su forma de detección es a través de una evaluación de la fertilidad o en una exploración física de rutina.

No es común realizar un tratamiento. Sólo en los casos que se produce dolor, atrofia testicular o esterilidad se puede indicar una cirugía de reparación del varicocele.

Te puede interesar: ¿Qué enfermedades se pueden contraer al mantener relaciones sexuales sin protección?

Disfunción eréctil

La disfunción eréctil se diagnostica en tres diferentes etapas: cuando no se logra tener una erección en ocasiones, pero no todas las veces que quiere tener relaciones sexuales; la erección no dura lo suficiente para que la relación sexual sea satisfactoria o directamente no existe la erección, según describe el National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Deseases de los Estados Unidos.

Existen varios detonantes para que este trastorno tenga mayores posibilidades de presentarse:

  • Diabetes.
  • Hipertensión.
  • Aterosclerosis.
  • Estrés, ansiedad o depresión.
  • Tabaquismo.
  • Alcoholismo.
  • Lesiones cerebrales o de la médula espinal.
  • Hipogonadismo.
  • Esclerosis múltiple
  • Enfermedad de Parkinson
  • Terapia de radiación a los testículos
  • Accidente cerebrovascular.
  • Algunos tipos de cirugía de próstata o vejiga.

El tratamiento para la disfunción eréctil dependerá de su causa, por eso es muy importante dejar atrás la vergüenza que genera esta patología (que es más común de lo que muchos creen) y consultar al médico.

Otras enfermedades

Existen muchas más enfermedades y trastornos que pueden afectar al sistema reproductor masculino:

  • Criptorquidismo: más conocido como "testículo escondido".  
  • Hidrocele: inflamación del escroto que ocurre cuando se acumula líquido en el recubrimiento delgado que rodea el testículo.
  • Hipospadias: defecto de nacimiento en el cual la abertura de la uretra no está en la punta del pene.
  • Enfermedades de transmisión sexual: VIH, clamidia, sifilis, VPH, gonorrea, herpes genital.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.