Enfermedad de mano, pie y boca en niños, y formas de aliviar el dolor

Escrito por Renee Miller
La enfermedad de mano, pie y boca es común en los niños y causa dolorosas llagas en sus bocas.
David Freund/Photodisc/Getty Images

La enfermedad de mano, pie y boca es una infección viral común en los niños pequeños. Normalmente se caracteriza por llagas en la boca y un sarpullido en las manos y pies. Otros síntomas son la fiebre, dolor de garganta e irritabilidad (en bebés y niños pequeños). No hay tratamiento para esta enfermedad y generalmente desaparece de 7 a 10 días, pero existen unas cuantas maneras de ayudar a aliviar el dolor que tu hijo experimenta.

Dale a tu hijo un anestésico oral para aliviar el dolor de las llagas en su boca. Puedes encontrar esta anestesia usualmente en forma de enjuague bucal en tu farmacia local o puede ser recetada por tu doctor. Si esto no funciona, las fórmulas pediátricas de medicamentos tales como Tylenol o Motrin también pueden ayudar a calmar la incomodidad. No le des aspirina a tu hijo.

Los alimentos sólidos serán dolorosos de consumir, pero el helado puede aliviar el dolor y brindar las calorías necesarias.
ice-cream image by Svetlana Kashkina from Fotolia.com

Dale al niño una paleta helada, algo congelado o hielo, y alimentos fríos y suaves tales como el helado. Estos alimentos no requieren de mucha masticación, y enfrían y ayudan a calmar el dolor de las llagas en la boca.

Evita darle a tu hijo jugos frutales debido a que la acidez puede irritar las llagas en su boca.
juice image by Marek Kosmal from Fotolia.com

Dale a tu hijo bebidas frías tales como leche o agua, pero evita las bebidas ácidas como las frutales o las sodas. Esto irritará las llagas y causará más dolor. Para los bebés, intenta alimentarlos con líquidos utilizando una taza, una cuchara o una jeringa en lugar de una botella, ya que succionar puede ser doloroso e irritará sus llagas.

Enjuaga la boca de tu hijo con agua tibia después de las comidas. Si tu hijo es lo suficientemente grande como para utilizar enjuague líquido en su boca sin tragarlo, utiliza agua salada (1/2 cucharadita de sal con 1 taza de agua tibia) para que se enjuague varias veces todos los días. El agua con sal puede ayudar con el dolor y reducir la inflamación de las llagas en su boca y garganta. El Hospital de Niños de Seattle recomienda utilizar 1 cucharadita de antiácido líquido como enjuague bucal después de las comidas para ayudar con las llagas dolorosas en la boca de los niños con más de 4 años de edad. Para niños más pequeños, pon media cucharadita de antiácido en la parte frontal de la boca después de cada comida.

Advertencias

Contacta a tu doctor si tu hijo empieza a mostrar señales de deshidratación, si la fiebre persiste después de tres días o si los síntomas empeoran.