¿En qué se diferencia la sacarosa de la sucralosa?

Escrito por Laura Circosta ; September 21, 2018

Tanto la sacarosa como la sucralosa son sustancias que pueden ser ingeridas por el hombre. Comparten la característica de estimular el sentido del gusto, ya que ambas son de sabor dulce. Por esta cualidad se las utiliza en alimentos preparados en casa; como así también su uso está muy difundido en la industria alimenticia.

Sirven para endulzar todas aquellas preparaciones en las que las usas como ingrediente. Pero como la sucralosa tiene un poder endulzante superior al de la sacarosa, las cantidades que debes utilizar son menores: una cucharadita de sucralosa equivale a dos de sacarosa.

Otra cualidad que comparten ambas sustancias es que se las puede utilizar en preparaciones frías o calientes, por lo que la sucralosa puede usarse para hornear, al igual que la sacarosa.

La sacarosa es lo que comúnmente llamamos azúcar de mesa. Mientras que la sucralosa es un edulcorante. Es decir, es un alimento que tiene un alto poder endulzante y que se fabrica a partir de la sacarosa pero que posee una estructura química y molecular distinta de esta. Por tanto, es un endulzante artificial que a menudo se lo utiliza como sustituto del azúcar de mesa o sacarosa.

Lee también: Carbohidratos

¿Cuál es el beneficio de utilizar sucralosa en vez de sacarosa?

El beneficio se debe a que, como el cuerpo humano no puede digerir la sucralosa, esta es eliminada del mismo. Al no poder ser absorbida por las células intestinales, no se almacena en tu organismo, por lo tanto no aporta calorías.

Un principio fundamental que te enseña el estudio de la bioquímica humana es que, toda la energía que incorporamos en forma de alimentos, se trasforma en otro tipo de energía utilizable por las células, para que nuestro cuerpo se mantenga vivo. Todos los alimentos son digeridos por proteínas que se encuentran en nuestro intestino y que se llaman enzimas. Cada molécula contenida en lo que ingieres, se divide a través del proceso enzimático en moléculas más pequeñas que puedan ser obsorbidas por las células intestinales y trasportadas hacia la sangre. Una vez allí, llegan a cada órgano y sistema para continuar el proceso de transformación en moléculas cada vez más pequeñas, hasta llegar a conformar compuestos que la célula utiliza para realizar todos sus procesos metabólicos y en conjunto dar vida a todo tu organismo.

Te puede interesar: Alimentos para mejorar la digestión

Cuando ingerimos cualquier nutriente y este es absorbido a través del proceso que anteriormente te he explicado, pueden ocurrir dos cosas: que tu cuerpo lo utilice o que lo almacene. Si comes más de lo que tu organismo utiliza, se almacenará. A esto se lo llama aporte calórico. Si es el adecuado, cumplirá su función celular y tu cuerpo se mantendrá en forma y sano. Si tienes un aporte calórico diario exagerado, lo que ingieres se almacena haciendo aumentar tu tejido adiposo. Aquí aparece el trastorno de la obesidad.

Diferencia molecular entre sacarosa y sucralosa

Ambas son moléculas que están formadas por dos estructuras o moléculas más pequeñas, denominadas anillos. Estos anillos son compuestos también denominados azúcares. La sacarosa consta de dos anillos, uno de glucosa y otro de fructosa, químicamente unidos entre sí. La sucralosa, sin embargo, está formada por un anillo de galactosa y un anillo de fructosa, unidos entre sí.

Para que puedas absorber el azúcar y te beneficies de sus calorías, tu cuerpo primero debe romper las uniones entre los anillos. Cuando consumes sacarosa, la enzima sacarasa separa la glucosa de la fructosa y así se absorben los pequeños anillos de azúcar. Al consumir sucralosa, no eres capaz de separar la galactosa de la fructosa, ya que no tienes la enzima necesaria para romper ese vínculo. Como resultado, no puedes digerir o absorber sucralosa. Por eso es que no aumentas tu ingesta calórica.

Lee también: Las principales fuentes de energía en el cuerpo

La sucralosa es un alimento que al no aportar calorías a tu dieta, sirve para reducir o controlar tu peso. Por otra parte, es un sustitutivo del azúcar de mesa para pacientes diabéticos, en los que la ingesta de sacarosa esta contraindicada.

Si bien la sucralosa no aporta calorías, tampoco aporta un beneficio nutricional a tu cuerpo puesto que al no absorberse, tampoco podrá ser utilizada para extraer energía para las distintas funciones celulares de tu organismo.

Advertencia: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.

×