El pH de los pulmones sanos

Escrito por Jessica Crandall
Los pulmones tienen un papel fundamental en la regulación del pH normal del cuerpo.
thorax x-ray of the lungs image by JoLin from Fotolia.com

Respirar no es un acto en el que piensan mucho las personas que no tienen una enfermedad pulmonar o respiratoria. El hecho natural de inhalar y exhalar juega un papel principal en cuanto a mantener el equilibrio del cuerpo para los procesos metabólicos, así como también para asegurarse de que todos los tejidos corporales tienen cantidades adecuadas de oxígeno. Simplemente, inhalar y exhalar ayudan a garantizar que la química corporal permanece equilibrada.

pH normal

El cuerpo mantiene su pH entre 7,35 y 7,45.
syringe with blood image by alma_sacra from Fotolia.com

El diccionario inglés-inglés Merriam-Webster define al pH como una forma de medir la acidez o alcalinidad de una solución. Oscila entre cero y 14, donde 7 es neutro. Un nivel por debajo de siete se considera ácido, con un exceso de este en la sangre, mientras que una cifra superior a siete se considera alcalina, con un exceso de base. El cuerpo trabaja para mantener su pH entre 7,35 y 7,45, un pH levemente alcalino. Mantenerse dentro de ese estrecho rango ayuda al cuerpo a funcionar adecuadamente.

Función de los pulmones

Los pulmones juegan un papel importante en la manutención de un pH normal. Permiten que el cuerpo tome el oxígeno del aire y remueva el dióxido de carbono del cuerpo. Este es un desecho, y si se acumula demasiado en el organismo, el pH disminuirá. Por el contrario, si no se expulsa demasiado dióxido de carbono, el pH corporal subirá por encima del normal. Los pulmones, conectados con numerosos vasos sanguíneos, pueden enviar oxígeno y quitar el dióxido de carbono de todo el cuerpo. Son uno de los tres sistemas de regulación, junto con los riñones y el sistema de tampones dentro de los líquidos corporales.

pH alto

Al pH elevado, se lo denomina alcalosis y puede producirse cuando hay una mayor eliminación de dióxido de carbono.
Blubber image by Birgit Reitz-Hofmann from Fotolia.com

Al pH alto, superior a 7,4, se lo denomina alcalosis y puede producirse cuando hay una mayor eliminación de dióxido de carbono. Esto se clasifica como un tema respiratorio. La alcalosis respiratoria generalmente se debe a un aumento en la frecuencia de la respiración, o hiperventilación, en la que hay una excreción aumentada del dióxido de carbono, un ácido. El dolor, la ansiedad, el asma, la neumonía o incluso estar a una elevada altitud pueden ser la causa de hiperventilación. Los tumores o lesiones cerebrales, la insuficiencia hepática y la meningitis son otras causas posibles de alcalosis respiratoria.

pH bajo

La frecuencia respiratoria puede ser más lenta debido a medicaciones o trastornos de sistema nervioso central.
breath test machine 2 image by Brett Mulcahy from Fotolia.com

La acidosis es lo que sucede cuando el pH es inferior a 7,4. Cuando éste cae, se debe a que hay bajos niveles de dióxido de carbono en la sangre y se denomina acidosis respiratoria. Puede haber un enlentecimiento de la frecuencia respiratoria que derive en una menor eliminación del dióxido de carbono. La frecuencia respiratoria puede ser más lenta debido a medicaciones o trastornos del sistema nervioso central o a alguna enfermedad pulmonar. La bronquitis crónica, la fibrosis quística o el enfisema también pueden aumentar la resistencia al paso del aire, lo que puede conducir a una acumulación de dióxido de carbono.

Examinar los niveles de pH

Se puede realizar un análisis de gases en sangre para examinar cuánto oxígeno y dióxido de carbono tienes en la sangre.
post-phlebotomy of arm image by A Oller from Fotolia.com

Para examinar cuánto oxígeno y cuándo dióxido de carbono tienes en la sangre, puedes realizar un análisis de gas en sangre o uno de gas en sangre arterial (ABG, según sus siglas en inglés). Este examen determina con cuánta eficiencia los pulmones están eliminando el dióxido de carbono de la sangre, además de cuán bien funcionan los pulmones junto con los riñones para controlar el nivel de pH de la sangre. Un ABG se realiza generalmente para evaluar enfermedades respiratorias u otras condiciones pulmonares. Se usa sangre de una arteria para la prueba y se puede tomar una muestra de sangre de la muñeca, la ingle o el brazo. Se analiza la muestra y se determina si el pH coincide con el rango normal de 7,35 a 7,45.