¿El cabello teñido provoca efectos de salud adversos?

Escrito por Andrea Griffith
Jupiterimages/Pixland/Getty Images

Algunas personas tiñen su cabello para ocultar las canas, otras pueden hacerlo por no estar conformes con su color natural y otras para simplemente divertirse al cambiar un poco su apariencia. Este proceso que parece ser seguro puede tener efectos de salud adversos, algunos de ellos serios. El riesgo para la salud se incrementa dependiendo del tipo de teñido, la frecuencia de las aplicaciones y la época en que la persona comienza a teñirse.

Cáncer

Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images

De acuerdo con el Instituto Nacional del Cáncer, "en los productos para el teñido de cabello se utilizan más de 5.000 productos químicos diferentes, algunos de los cuales se ha informado que son carcinogénicos (causantes de cáncer) en animales". Debido a las preocupaciones sobre los compuestos carcinógenos, la mayoría de los fabricantes comenzaron a reformular sus productos en los años 70. Las tinturas para el cabello usadas desde 1980 cuentan con una probabilidad menor de provocar consecuencias en la salud. A pesar de que no existe ninguna prueba definida de que las tinturas de cabello provoquen cáncer, los investigadores han descubierto una relación entre algunas tinturas y cánceres de sangre y de médula, tales como el linfoma no Hodgkin y la leucemia, así como también cánceres de mama y de vejiga. Investigadores de la Universidad de California del Sur descubrieron que aquellos que tiñen su cabello en forma regular (una vez por mes) durante 15 años o más tienen un riesgo tres veces más grande de desarrollar cáncer de vejiga. También llegaron a la conclusión de que los estilistas que han trabajado en salones de peluquería por un año incrementan su riesgo de padecer cáncer de vejiga en un 50 por ciento en comparación con aquellos que no se desempeñan en el campo de la cosmetología. Quienes trabajan en salones por más de 10 años corren un riesgo cinco veces mayor.

Problemas durante la gestación

Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images

Muchas mujeres escuchan de amigos y médicos que deberían evitar teñirse o decolorar su cabello durante la gestación. Esto es debido a que pequeñas cantidades de productos químicos presentes en la tintura para el cabello pueden absorberse a través de la piel y afectar al feto. Otro problema se da cuando, al teñirse el cabello, la madre aspira los químicos de la tintura. Respirar esos vapores puede resultar dañino para el desarrollo del feto. Un químico peligroso que se encuentra en las tinturas que puede respirarse o absorberse a través de la piel es el acetato de plomo, un carcinógeno conocido.

Quemaduras químicas

Algunas personas experimentan una reacción alérgica o quemaduras químicas producto a las tinturas o decoloraciones. Muchas tinturas para el cabello oscuras utilizan carbón para lograr su pigmentación; esta sustancia se absorbe con rapidez a través del cuero cabelludo y puede causar quemaduras o incluso pérdida de cabello. Tanto las tinturas como los decolorantes pueden causar quemaduras serias si se dejan en el cabello demasiado tiempo, o si el usuario tiene la piel delicada. En casos más graves, las quemaduras químicas causadas por tinturas y/o decolorantes pueden de hecho provocar la caída de partes del cuero cabelludo, lo cual requiere cirugía para reparar la piel dañada y la pérdida de cabello.

Otros problemas de salud

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

De acuerdo a Surviving HairLoss, algunos investigadores han descubierto que el acetato de plomo puede causar coágulos sanguíneos, afectar el desarrollo motor de manera negativa y ocasionar problemas en el corazón y en la función de los neurotransmisores. Para obtener un nuevo color de cabello sin tantos químicos o problemas de salud potenciales, usa coloración para el cabello temporaria. Aunque también contiene ciertos químicos, este tipo de coloración es más segura.