Ejercicios y terapia ocupacional para fortalecer las extremidades superiores

Escrito por Kate Abram
Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images

Construye tu fortalecimiento de extremidades superiores participando en actividades terapeuticas y ejercicios. Mejora tu salud y bienestar por medio del involucramiento activo en actividades agradables, esparcimiento exigente y ejercicios que te atraigan por un período de tiempo para aumentar el fortalecimiento de tus brazos y tus hombros. Consulta a tu médico antes de comenzar cualquier régimen de entrenamiento.

Terapia ocupacional

Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images

En la terapia ocupacional, los pasatiempos terapeuticos aumentan el fortalecimiento con actividades o ejercicios que sean significativamente personalizados y que también aumentan tu ritmo cardiaco y respiratorio por un largo período de tiempo. Estar sano signifca adoptar hábitos saludables y rutinas y eliminar barreras insalubres o influencias, informa la Asociación Estadounidense de Terapia Ocupacional.

Ejercicios de calentamiento

Calienta tus músculos para que estén listos para un entrenamiento extenso. Realiza un calentamiento gradual para evitar lesiones antes de que participes en actividades de fortalecimiento. Comienza con ejercicios cardiovasculares progresivos y después estira tus hombros, tus brazos, tus manos y cualquier otro músculo principal que uses, dependiendo de tu rutina de resistencia.

Actividades de fortalecimiento de las extremidades superiores

Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images

Practica deportes que fortalezcan tus músculos superiores del cuerpo como el tenis, el basquetbol y el voleibol o disfruta de una academia de box y apréndelo. Barre las hojas, corta tu pasto, barre y trapea y friega tu piso con regularidad. Haz jardinería y junta a un grupo o practica yoga y encuentra un gimnasio con rocas para escalar en el interior y escala diferentes tipos de pared. Las actividades divertidas de fortalecimiento motivan más que cualquier ejercicio que te hayan prescrito así que "encuentra algo que te guste hacer, inclúyelo en tu rutina diaria e intenta aumentar poco a poco tu nivel de actividad", dice el Instituto Nacional sobre la Edad.

Ejercicios de relajación

Estira tus extremidades superiores y cualquier otro músculo principal que trabajes durante tu entrenamiento. Escucha lo que te dice tu cuerpo y estíralo de forma adecuada. Concéntrate en tu respiración conforme te estiras y dependiendo del tipo de estiramiento, muévelo lentamente y manténlo o mueve tu cuerpo en movimientos balísticos fijos.