Ejercicios para pie plano

Escrito por Michelle Goldman
Pies planos.

El pie plano o pies planos, afecta tanto a los adultos como a los niños. Dado que no tienen un arco normal, todo el pie toca el suelo. Los problemas con los ligamentos, los músculos, las articulaciones, los huesos y el sistema nervioso, pueden contribuir a los pies planos. Aunque las personas que lo padecen casi nunca tienen síntomas o problemas asociados, algunos podrían experimentar dolor por cambios en el ambiente laboral, aumento de peso repentino, lesiones menores, calzado mal ajustado o estar parado, caminar, saltar o correr excesivamente. Los ejercicios específicos orientados a su alivio pueden ser beneficiosos.

Estiramiento de la pantorrilla al pararte

Inclínate en una pared con tus manos al frente.
the young attractive woman standing at brick wall image by Valentin Mosichev from Fotolia.com

Aunque el estiramiento no provocará formar un arco, ayudará con el dolor. El dolor del talón puede ser aliviado con el estiramiento de las pantorrillas. Inclínate hacia delante en una pared con tus manos frente a ti al nivel del ojo. Coloca la pierna que deseas estirar un paso atrás de tu otra pierna. Con tu talón hacia atrás tocando el suelo, flexiona tu rodilla al frente hasta que sientas el estiramiento atrás de tu pierna, sostener de 15 a 30 segundos. Repite de dos a cuatro veces, cinco días a la semana.

Toalla de enrollamiento

Flexiona tu rodilla al frente.

Mientras estás sentado en una silla, coloca una toalla en el suelo delante de ti. Ambos pies deberían estar descansando planos sobre la toalla, uno en cada extremo. Usando tus dedos del pie, empuja la toalla lejos de ti. Añade un poco de peso, como un libro, al otro extremo de la toalla para hacer el ejercicio más difícil. Ahora agarra la toalla con los dedos de un pie, manteniendo tu talón sobre el suelo y luego dobla tus dedos de los pies, tirando de la toalla hacia ti. Repite con el otro pie. El peso podría ser aumentado gradualmente agregando un libro adicional.

Toalla de estiramiento

Recoge la toalla con tus dedos.

Toma una toalla enrollada y colócala bajo la bola de tu pie. Sujeta ambos extremos de la toalla con tus manos y tira ligeramente la toalla hacia ti, manteniendo tus rodillas rectas. Mantén esta posición durante 15 a 30 segundos. Repite de dos a cuatro veces.

Fortalece los músculos de los pies

Camina en la arena.
pie en la arena image by Cristina Bedia from Fotolia.com

Esto puedes lograrlo al caminar descalzo de "puntitas" con tus dedos de los pies y el talón hacia ariba, sobre el piso, arena o el césped.