Ejercicios para el tratamiento de dolor de ciática

Escrito por Contributor

A pesar de que el dolor de ciática se debe tratar con reposo y pasando tiempo acostado, el mejor remedio es el ejercicio. Elongar y fortalecer los músculos de las abdominales y de la espalda sirve en casos de inflamación y dolor además de ayudar a que no reincida el dolor de ciática.

Recuéstate boca arriba sobre una superficie dura y con cuidado lleva una rodilla a la vez hacia tu pecho hasta que sientas la elongación en los músculos de tu espalda baja. Sostén la posición por 30 segundos y luego haz lo mismo con la otra rodilla. Trata de hacer seis repeticiones. No ejercites si sientes dolor.

Ponte en cuatro patas luego siéntate sobre tus talones y mantén tus brazos estirados frente a ti. No rebotes, simplemente mantén la posición por 30 segundos. Vuelve a la posición inicial. Si este ejercicio no te causa dolor, trata de hacer entre 4 y 6 repeticiones.

Recuéstate boca arriba sobre una superficie dura con tus rodillas dobladas y los pies apoyados en el piso. Sin usar tus pies o piernas para ayudarte, presiona la parte baja de la espalda contra el suelo. Usa los músculos de tus abdominales. Si esta posición no te causa dolor, mantenla durante 10 segundos. Haz diez repeticiones.

Consejo

Habla con tu médico o terapeuta físico antes de comenzar un régimen de ejercicios. La ciática es causada por varias condiciones diferentes y cada condición produce sus propias limitaciones. Debes desarrollar un programa de ejercicios basado en tu condición o en el riesgo de causar más daño.

Advertencias

A pesar de que caminar, andar en bicicleta y nadar son buenos ejercicios para el dolor de ciática, correr no se recomienda hasta que el dolor sea mínimo y los músculos estén fuertes.