Ejercicios de béisbol para tener un brazo poderoso

Escrito por Ryan Mess | Traducido por Ricardo Frot
En un juego de milímetros, un brazo poderoso es muy importante.
Getty Images/Photodisc/Getty Images

La velocidad en los lanzamientos son el resultado de la fuerza, la torsión y la técnica. Si no utilizas tus piernas adecuadamente, si no puedes generar la torsión requerida en tu torso y si tienes un brazo y una muñeca con un ángulo incorrecto al terminar la reacción en cadena, no tendrás un brazo poderoso, independientemente de la fuerza que poseas. Así que, primero aprende la técnica del lanzamiento y cómo se genera desde las piernas. Después realiza ejercicios como sentadillas, arremetidas, pasos al frente, prensas y barras.

Realiza sentadillas --siempre debajo del paralelo-- y ejercicios unilaterales de pierna uno o dos veces por semana. Inicia con 10 series de 2 a 4 repeticiones, con sólo 45 segundos de descanso entre cada serie. Realiza de cuatro a seis series de 12 a 20 repeticiones totales en arremetidas y pasos al frente, descansa conforme lo requieras.

Realiza prensas de piso en lugar de prensas de banco una vez por semana. Realiza ocho series de tres repeticiones, con 45 segundos de descanso. Utiliza peso que no sea demasiado fácil y mueve la barra tan rápido como puedas; mantén los codos juntos, no los separes. Levanta la barra hacia arriba, pero no sobre tu cara. Cada tercer semana, realiza levantamientos sobre la cabeza con el mismo número de series y repeticiones. Siempre debes mantener los codos en frente de la barra, nunca dejes que flotes detrás.

Realiza cinco series de levantamientos tres veces por semana, haz tantas repeticiones como te sea posible en cada serie. Alterna el agarre, a veces con las manos hacia ti y a veces con las manos contra ti.

Consejo

Cuando realices movimientos técnicamente perfectos, siempre mueve las pesas tan rápido como puedas.

Nadar es excelente después de practicar y jugar para descomprimir las articulaciones y restaurar tu cuerpo para las exigencias del día siguiente.

Tienes que poder aguantar --con tus brazos sobre la cabeza-- cualquier peso que intentes levantar, y debes poder realizar levantamientos de tu cuerpo por detrás de la nuca. Si no puedes realizar estos movimientos, tus hombros serán inestables.

Advertencias

Si no pones atención a la técnica y cualquier movimiento de ejercicio, puedes sufrir una lesión. Desarrolla una técnica eficaz antes de añadir peso.