¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!
x

Ejemplos de conflicto cognitivo

Escrito por Helena Closa | Fecha actualizada August 16, 2018

El conflicto cognitivo o disonancia cognitiva es el conflicto psicológico que experimentas cuando una idea y una acción se confrontan por ser opuestas. Un ejemplo excelente de esto es fumar cigarrillos. Pese a que es bien sabido que fumar ocasiona cáncer y otras enfermedades, los fumadores continúan llevando a cabo esta actividad. De hecho, existen muchas escuelas de pensamiento y teorías explicativas sobre el conflicto cognitivo.

La Psicología Social es una rama de la psicología que estudia el comportamiento de los individuos dentro de un contexto social, así como los fenómenos psicológicos que tienen lugar cuando el individuo se encuentra en grupos de personas e interacciona con la sociedad. Esta disciplina se ha encargado de establecer diversos paradigmas acerca de las causas y funcionamiento del conflicto cognitivo.

Te puede interesar: Cuáles son las principales limitaciones de las teorías del comportamiento

Paradigma de la desconfirmación de creencias

Según esta hipótesis, una persona experimenta disonancia cognitiva cuando encuentra nueva información contraria a sus creencias. Si eres incapaz de cambiar tus creencias tras esta nueva información, entonces experimentarás un conflicto que te llevará a rechazar la información conflictiva o a negarla. Una persona que no puede resolver este conflicto buscará a otras que compartan una creencia determinada para afirmarla mediante el acuerdo grupal.

Por ejemplo, la disonancia por desconfirmación de las creencias ocurre cuando los miembros de un partido político tienen dificultades para aceptar la información sobre comportamientos corruptos de otros miembros. Por lo general, los que se encuentran en esta situación buscarán una explicación dentro del partido o grupo que justifique las conductas inadecuadas, y que les llevará a alcanzar una respuesta que genere armonía otra vez dentro del grupo.

Paradigma de la complacencia inducida

El paradigma de la complacencia inducida ocurre cuando una persona interioriza una actitud que le han alentado a creer dado que no existe otra justificación. En un estudio llevado a cabo en 1959 por Festinger y Carlsmith's, se pidió a los participantes que pasaran una hora realizando una tarea aburrida y tediosa que les produjo sentimientos negativos intensos. Cuando terminaron con esta etapa del experimento se pasó a la segunda etapa, donde se les pidió que convencieran a los otros de que las tareas realizadas habían sido interesantes.

A un grupo de participantes se les pagó US$1 por hacer este trabajo y a otro grupo se les pagó US$20 por realizar exactamente lo mismo. A un tercer grupo de control se le indicó que debía quedarse sin hacer nada. Las conclusiones de de Festinger y Carlsmith's fueron que debido a la culpa y a la incapacidad de justificar sus acciones, los participantes que recibieron la paga inferior interiorizaron su actitud, pero los que recibieron US$20 tenían una justificación externa: el dinero.

Lee más: Qué es el comportamiento social

Paradigma de la elección libre

El paradigma de la elección libre tiene lugar cuando a una persona se le dificulta elegir una opción entre dos . A pesar de escoger el elemento deseado, el elemento rechazado aún resulta atractivo en ciertos aspectos. Entonces, después de tomar la decisión, el individuo se queda pensando en los aspectos negativos de la opción que ha elegido y en los aspectos positivos de la acción que ha descartado.

Un ejemplo de ello se puede encontrar en muchos sentimientos que se experimentan después de la toma de decisiones, como cuando hay que elegir una carrera universitaria. En muchas ocasiones, cuando los jóvenes empiezan en la universidad, se quedan pensando en las posibilidades que perdieron al haber rechazado una carrera, y se lamentan por las dificultades que se plantean en su carrera actual.

Paradigma de la justificación del esfuerzo

El paradigma de la justificación del esfuerzo sucede cuando una persona se involucra libremente en acciones indeseadas con el fin de obtener algo que desea. El conflicto que la persona experimenta se reduce al destacar y aumentar la importancia de la meta.

Un ejemplo común de este tipo de disonancia cognitiva es el que la gente experimenta cuando tiene que realizar acciones poco éticas y de dudosa calidad moral en su trabajo. Puede que necesites hacer cosas de las que no estarías orgulloso para conseguir prosperar en tu profesión, conseguir un puesto mejor o, simplemente, llegar a final de mes.

¿Qué hacer si experimentas un conflicto cognitivo?

La disonancia cognitiva puede evolucionar de maneras distintas y puede ser resuelta de formas variadas, dependiendo de la situación y la personalidad de cada uno. De hecho, es un fenómeno común que se manifiesta en la mayoría de personas y suele resolverse de forma natural, por lo que no debes preocuparte en exceso.

Las principales estrategias para resolverla son que, poco a poco, vayas dando más importancia a los aspectos consonantes del conflicto cognitivo, y que reduzcas la atención que le pones a los aspectos más disonantes o poco coherentes. Además, puedes añadir nuevas actitudes y comportamientos en tu vida, de manera que se genere más consonancia con tus creencias.

Sin embargo, si no consigues superar un conflicto y crees que eso está afectando a tu salud mental, o te está causando dificultades seguir adaptado a las funciones de tu vida diaria de una manera sana, es recomendable que consultes con un profesional.

Tal vez te interese: Diferentes tipos de aprendizaje en psicología

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.