¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!
x

Efectos secundarios del calcio de coral

Escrito por Estefanía Mac | Fecha actualizada December 28, 2018

El calcio es el mineral que más abunda en nuestro organismo y que permite realizar numerosas funciones biológicas. Sin embargo, cuando no se obtiene a través de la alimentación, el cuerpo se ve obligado a extraer el calcio del tejido conjuntivo y de los huesos, provocando serios problemas como la artritis y la osteoporosis.

Para evitarlo, es necesario tomar suplementos que las células absorban rápidamente y sin ningún obstáculo, como es el caso del calcio de coral, que contiene un 44% de calcio orgánico, a diferencia del mineral tradicional, el cual debe ser metabolizado primero para ser aprovechado.

¿Qué es el calcio?

El calcio es un macromineral que cumple un papel esencial en la formación de los huesos y dientes, donde se encuentra el 99% del calcio existente, mientras el otro 1% se encuentra en la sangre, en el líquido extracelular y en el tejido adiposo. De igual forma, el calcio interviene en distintas funciones endocrinas, vasculares y neuromusculares, y en el proceso de división celular.

Es necesario aumentar su ingesta consumiendo productos enriquecidos, como la leche o el yogur, o tomando suplementos como el calcio coralino. Sin embargo, el cuerpo sólo absorbe alrededor del 30% de este elemento, por lo que para facilitar la fijación exitosa del calcio en el sistema óseo, se requiere de la presencia de vitamina D, lactosa, grasa, proteínas y vitamina C.

Descubre: ¿Puede la vitamina C y el calcio tomarse en conjunto?

Calcio de coral

Conocido también como calcio coralino, y a diferencia del calcio más común que se obtiene a través de la alimentación, se encuentra en los distintos arrecifes de coral existentes. Este tipo de calcio se extrae sobre todo de la trituración de los fósiles de los corales que se encuentran en minas o fuera del mar, como medida para proteger y respetar la ecología marina.

El coral se ha utilizado desde hace miles de años como suplemento en la medicina china y árabe, aunque la primera mención de uso y propiedades data desde hace 5000 años en la medicina ayurveda de la India.

Te puede interesar: Suplementos de potasio y magnesio.

Al tener una composición orgánica similar al tejido óseo humano, el calcio de coral es asimilado de forma más fácil y rápida por el organismo, además, aporta otros minerales esenciales para nuestra salud, como son el fósforo, magnesio, manganeso, potasio, selenio, yodo, boro y cromo.

Funciones y propiedades

El calcio coralino es utilizado para el tratamiento de enfermedades como la artritis, cáncer, síndrome de fatiga crónica, osteoporosis y dolores musculares y articulares. Además, refuerza el sistema inmune, es un excelente antioxidante, retrasa el envejecimiento y no produce estreñimiento como lo hace el calcio sintético.

De igual forma, controla los niveles de azúcar en la sangre y la presión sanguínea, es altamente beneficioso en caso de desórdenes mentales, acidez, migrañas y cefaleas, hipertensión arterial y menopausia, y equilibra el pH de la sangre.

Descubre: Calcio y coagulación sanguínea.

Cómo tomar el calcio de coral

En la actualidad, el calcio coralino es un producto muy común en el mercado disponible en forma de cápsulas, y al ser un suplemento dietético, se encuentra en tiendas especializadas, como herbolarios, farmacias o tiendas naturistas. Su dosis es personal, así que tiene que ser recomendada por un especialista.

Leer también: Cómo usar alginato de calcio.

Además, si no existen contraindicaciones que puedan impedir el consumo del mismo, lo habitual es consumir entre 1 o dos cápsulas, dependiendo del contenido de calcio que contenga cada una de ellas.

Así, es necesario garantizar el consumo suficiente de calcio para alcanzar los niveles recomendados. Es por eso que se aconseja una ingesta diaria de alrededor de 1200 mg al día, en compañía de vitamina D de entre 400 a 800 UI, aunque esto depende de la edad, condiciones y sexo.

Factores que regulan el calcio

PTH: Es necesario mantener un buen nivel de calcio en la sangre y así evitar que el cuerpo extraiga el calcio de otras partes del organismo, provocando la liberación de PTH y causando problemas en los riñones y huesos.

Calcitonina: Es una hormona que se secreta por el aumento de calcio en la sangre, la cual se encarga de disminuir dichos niveles y llevarlos a un punto normal.

Vitamina D: Estimula la absorción intestinal del calcio y se obtiene de alimentos como víscera, aceite de hígado de pescado, mantequilla, huevos, leche y cereales enriquecidos, de igual forma, se produce en la piel por la exposición al sol.

Más información: Alimentos con alto contenido de calcio, potasio y magnesio.

Efectos secundarios del calcio de coral

Aunque este tipo de calcio presenta muchos beneficios, es posible encontrar también efectos secundarios del calcio de coral por su consumo prolongado, como son el exceso de gases intestinales o la posibilidad de riesgo de intoxicación debido a materiales tóxicos que se encuentran en las aguas marinas, como el plomo y el mercurio.

Además, pueden ocurrir complicaciones debido a alergias a mariscos u otro alimento marino, de igual forma, su consumo puede afectar a personas con enfermedades o cálculos renales. También debe tomarse en cuenta que superar el nivel adecuado de calcio recomendado para el cuerpo puede dar lugar a depósitos de calcio en los riñones y la vesícula biliar, lo que puede formar parte de los efectos secundarios del calcio de coral.

Es por esto que, aunque el calcio coralino es un refuerzo eficaz que facilita la tarea de procurar el cuidado de la salud para alcanzar un equilibrio tanto físico como mental, es necesario prevenir cualquier efecto negativo que puede provocar, consultando a un médico especializado que aconseje sobre el uso adecuado del mismo.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.