Los efectos secundarios de no consumir suficientes calorías

Escrito por Janelle Vaesa | Traducido por Juliana Star
Chad Baker/Photodisc/Getty Images

El consumo de calorías es esencial para que el cuerpo humano funcione. Consumir demasiadas calorías puede causar problemas de salud, y lo mismo ocurre al ingerir muy pocas calorías. Los desórdenes alimenticios, las dietas extremas y algunas afecciones médicas pueden ocasionar que una persona no consuma suficientes calorías. Es necesario un tratamiento médico en casos en los que la desnutrición esté causando problemas de salud.

Problemas cardíacos

Cuando alguien restringe su ingesta calórica durante un período prolongado de tiempo es posible que se presente la desnutrición. Las personas que tienen un trastorno alimenticio, como la anorexia nerviosa o la bulimia nerviosa, están en riesgo de padecer malnutrición. Las personas que restringen severamente sus calorías tienen metabolismos más lentos, ya que sus cuerpos comienzan a funcionar como si estuvieran muriendo de hambre y esto reduce las funciones corporales para conservar la energía. Frances Sizer y Eli Whitney escribieron en "Nutrition and Concepts and Controversies" ("Nutrición y conceptos y controversias") que en las personas con desnutrición el corazón late irregularmente o demasiado rápido, los músculos del corazón pueden volverse delgados y débiles y el tamaño de las cámaras de dicho órgano puede disminuir. Es posible que ocurran ataques cardíacos como resultado de la desnutrición.

Problemas digestivos

Cuando una persona no consume suficientes calorías el tracto digestivo puede ralentizarse para conservar energía. El tracto digestivo es el responsable de descomponer los alimentos y bebidas a su forma más simple de manera que el cuerpo pueda usar los nutrientes para funcionar. Cuando una persona no ingiere las calorías suficientes, el estómago se vacía más lentamente y el recubrimiento del tracto intestinal puede encogerse. Cuando esa persona coma, el tracto digestivo se habrá dañado tanto que no podrá digerir los alimentos apropiadamente. El páncreas produce enzimas digestivas más lentamente y la persona puede experimentar diarrea. Esto solamente empeora el problema, ya que puede ocasionar la deshidratación y la pérdida de vitaminas y nutrientes esenciales.

Deficiencias de nutrientes

Las personas que restringen su consumo de calorías pueden desarrollar deficiencias de nutrientes. Varias deficiencias (como la falta de hierro, ácido fólico y vitamina B-12) causan anemia, una enfermedad que afecta a los glóbulos rojos. Estas células son las responsables de transportar el oxígeno a los órganos y tejidos del cuerpo. La anemia asociada con deficiencias de nutrientes puede causar fatiga, dificultad para respirar, piel pálida, latidos del corazón irregulares o rápidos, mareos, problemas cognitivos, manos y pies fríos y dolores de cabeza. Al principio las personas con anemia quizá no presenten ningún signo o síntoma, pero si esta afección continúa sin tratamiento los signos y síntomas empeoran y se vuelven evidentes. Las deficiencias de nutrientes también pueden causar una variedad de síntomas distintos, incluyendo lesiones en la piel, falta de energía y la disminución del funcionamiento cognitivo.

Pérdida de peso no saludable

Si estás restringiendo el consumo de calorías con el objetivo de bajar de peso, ingerir muy pocas calorías puede sabotear tu pérdida de peso antes de que comience. La restricción severa de calorías no solamente es insostenible (es probable que recaigas y regreses a tus hábitos alimenticios anteriores) sino que también ocasiona que tu cuerpo destruya el tejido muscular. No debes bajar más de dos libras por semana durante una pérdida de peso segura, explica la West Virginia University. Si bajas más de ese peso significa que estás consumiendo muy pocas calorías.