¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!
x

Efectos secundarios de comer demasiada sandía

Escrito por Luis Malavé | Traducido porMaria Gloria Garcia Menendez | Fecha actualizada April 28, 2018

La sandía o Citrullus lanatus es una fruta de la familia Cucurbitaceae cuyos orígenes se remontan a Africa pero hoy se cultiva y se consume en grandes cantidades en prácticamente todos los países ubicados en las zonas tropicales.

Es conocida en Latinoamérica con diversos nombres, como patilla, aguamelón, melón de agua, síndria, etc.

Esta fruta tiene grandes ventajas desde el punto de vista nutricional, como el hecho de no poseer grasa de ningún tipo y ser una excelente fuente de vitaminas A, B6 y C.

Lee también: ¿La sandía te ayuda a perder peso?

Además contiene potasio y los beneficiosos químicos naturales de la planta como el licopeno y la citrulina.

La sandía contiene grandes cantidades de licopenos, posiblemente más que el tomate, que es considerado uno de los alimentos más ricos en ese elemento.

Estudios realizados señalan que en tan solo taza y media de sandía están presentes de 9 a 13 miligramos de licopeno.

Esta sustancia da a la sandía el color rojo de su interior y es considerado un antioxidante de alto impacto, lo que lo hace muy valioso para reducir el riesgo de padecer cáncer y otras enfermedades.

Además la sandía contiene cantidades moderadas de potasio, un mineral que se considera esencial para el correcto funcionamiento de todas las células del cuerpo, órganos y tejidos.

Los adultos sanos necesitan una ingesta de 2.000 miligramos de potasio diariamente.

Otra sustancia presente en la sandía es la citrulina, que se convierte en arginina, un aminoácido proteínico que beneficia al corazón y al sistema circulatorio.

Sus fuertes efectos diuréticos son apreciados por quienes quieren eliminar exceso de líquidos y toxinas de su cuerpo y la hace valiosa en la prevención de cálculos renales y en el control de la hipertensión.

Además, consumir sandía puede producir efectos beneficiosos en hombres que sufren disfunción eréctil, similares al que tiene la droga sildenafil.

Esto se debe a que la arginina, producida por la citrulina, estimula el óxido nítrico que relaja los vasos sanguíneos de una manera similar al sildenafil.

Esto a su vez podría ayudar a los hombres que necesitan un flujo creciente de sangre a conseguir una erección y mejorar la salud de su corazón al mismo tiempo.

¿Y qué pasa si consumo demasiada sandía?

Como muchos otros alimentos y a pesar de sus beneficios nutricionales, comer mucha sandía también puede tener efectos negativos en la salud de la persona, los cuales vamos a describir en este artículo.

A pesar de los efectos positivos atribuidos al licopeno, se ha determinado que un consumo superior a los 30 miligramos diarios de este elemento pueden causar efectos secundarios adversos.

Consumir grandes cantidades de alimentos ricos en licopeno, como tomates y sandías, puede provocar trastornos gastrointestinales, que incluyen náuseas, vómitos, diarrea, indigestión y distensión abdominal.

No recomendable en pacientes con hiperpocaliemia

Comer mucha sandía, al igual que alimentos que contengan potasio, es perjudicial para aquellas personas que han sido diagnosticadas con hipercaliemia, condición en la que los niveles de potasio en la sangre son excesivos.

La hipercaliemia puede ocasionar efectos cardiovasculares potencialmente peligrosos como latidos del corazón irregulares, ausencia o pulso débil y paro cardíaco, así como afectar al sistema nervioso y los músculos.

Aunque los riñones eliminan el exceso de potasio del cuerpo, las condiciones generadas por la hipercaliemia representan un esfuerzo continuo para estos órganos, lo que a menudo provoca fallas renales.

Una porción típica de sandía, equivalente a unas tres tazas, contiene alrededor de 560 miligramos de potasio, cantidad excesiva para que personas con trastornos renales graves, según el portal Davita, dedicado a orientar a personas con enfermedades renales.

Sin embargo, una porción ligeramente a una taza de esta fruta apenas tendrá 176 miligramos.

Hipotensión

Las personas con problemas de tensión baja o hipotensión deben evitar comer mucha sandía, pues esta tiene el efecto de reducir la presión arterial.

No seguir este consejo puede llevar a que constantes sensaciones de decaimiento o incluso desmayos.

Aumento de glucosa en diabéticos

Como toda fruta, la sandía también posee azúcares entre los componentes nutricionales que aporta a quienes la ingieren.

Te puede interesar: Los beneficios de la sandía para los hombres

Por tal razón, consumirla en grandes cantidades pueden puede favorecer el aumento de glucosa en sangre, situación negativa para los pacientes diabéticos.

Otra razón para evitar comer en exceso esta fruta es que tiene un fuerte efecto diurético, lo cual puede perjudicar a personas con condiciones de deshidratación, al incrementarse notablemente la frecuencia y cantidad de la micción.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionad