Los efectos de comer dulces

Escrito por Brian Willett | Traducido por Maria Gloria Garcia Menendez
Los dulces pueden tener numerosos efectos perjudiciales para tu salud.
arkira/iStock/Getty Images

Los dulces pueden ser placenteros de comer, pero muchos de ellos pueden afectar a tu salud. Tienden a tener faltar de nutrientes beneficiosos y están llenos de perjudiciales, incluyendo grasas saturadas, azúcares y azúcares artificiales. No todos los dulces tienen la misma composición nutricional, así que los efectos pueden variar de un producto a otro.

Riesgo mayor de tener diabetes

Consumir dulces puede aumentar tu riesgo de tener diabetes.
AndreyPopov/iStock/Getty Images

Consumir dulces puede incrementar el riesgo de tener diabetes, una afección en la que tu cuerpo tiene niveles anormalmente altos de azúcar en la sangre. Un número de factores dietéticos puede promover esta enfermedad. Según una investigación de la edición de junio de 2007 de The Journal of Nutrition, un alto consumo de azúcares agregados es un factor de riesgo principal para la diabetes. Son estos azúcares agregados en los dulces lo que los hace apetecibles, pero también hace el daño físico.

Caries

Consumir dulces puede ser perjudicial para tu salud dental.
pojoslaw/iStock/Getty Images

Consumir dulces también puede ser perjudicial para tu salud dental. Como la Journal of the American Dental Association de 2002 explica, los azúcares producen un ácido dañoso cuando entran en contacto con la placa en los dientes y esto fomenta la caries dental. Las bebidas gaseosas que contienen ácido cítrico o ácido fosfórico también puede promover la erosión, que causa un daño permanente a los dientes.

Colesterol HDL reducido

Las opciones del estilo de vida afectan a los niveles de colesterol.
kzenon/iStock/Getty Images

Los dos tipos de colesterol en el cuerpo son la lipoproteína de baja densidad, o colesterol malo y las lipoproteínas de alta densidad o colesterol bueno. Las opciones del estilo de vida como el ejercicio pueden afectar a los niveles de colesterol y la dieta también puede desempeñar un papel importante. Según un estudio en la edición de abril de 2010 de The Journal of the American Medical Association, el aumento del consumo de alimentos azucarados puede reducir los niveles de lipoproteínas de alta densidad, que es perjudicial para la salud cardiovascular. Las lipoproteínas de alta densidad son útiles porque eliminan el exceso de colesterol de la sangre. Tener bajos niveles de lipoproteínas de alta densidad hace más fácil que el colesterol se acumule en los vasos sanguíneos e inhiba el flujo de sangre o lo bloquee, una enfermedad conocida como enfermedad de la arteria coronaria.

Dificultades para ponerse a dieta

Comer dulces puede hacer difícil disminuir de peso.
Fuse/Fuse/Getty Images

Si estás tratando de perder peso, comer dulces puede inhibir tus esfuerzos para perder libras. Los dulces tienden a ser ricos en calorías, así que pequeñas porciones ofrecen grandes cantidades de calorías. También tienden a carecer de fibra, un nutriente que promueve la saciedad, así que incluso con contenidos altos en calorías, estos tentempiés no llenan. Además, los dulces son altos en índice glucémico, lo que significa que tienen un impacto significativo en tus niveles de azúcar en la sangre. Esto también puede inhibir la pérdida de peso. Un estudio de la edición de junio de 2011 de The Journal of Nutrition encontró que comer alimentos más bajos en índice glicémico mejoran el éxito de pérdida de peso.

Riesgo mayor de tener la enfermedad de Crohn

La enfermedad de Chron  puede estar causada por una dieta rica en azúcar y grasas saturadas.
serezniy/iStock/Getty Images

La enfermedad de Crohn es una enfermedad inflamatoria del intestino, lo que significa que el estado promueve la inflamación del tracto intestinal continuo. La enfermedad causa varios efectos graves, incluyendo dolor abdominal, fiebre, diarrea persistente y pérdida de apetito. Según el University of Maryland Medical Center, una dieta rica en azúcar y grasas saturadas, dos ingredientes clave de los dulces, es un factor de riesgo importante para la enfermedad de Crohn.

Fuerza ósea reducida

Comer dulces con regularidad puede afectar negativamente a la salud ósea.
jenifoto/iStock/Getty Images

Comer dulces con frecuencia también podría afectar a tu salud ósea. Una investigación publicada en la edición de junio de 2008 de Nutrition Reviews encontró que el consumo de una dieta rica en azúcar reducida la resistencia ósea, que puede hacerte más propenso a sufrir fracturas óseas, lo que limita tu actividad.