Cómo drenar espinillas

Escrito por Melissa King | Traducido por Jane Laury
La punción te permite drenar espinillas de forma segura.
Digital Vision./Photodisc/Getty Images

Este acné aparece cuando los poros se tapan con aceite, células muertas de la piel y bacterias. Es tentador exprimir y drenar tus espinillas, pero eso es un boleto para el sangrado, cicatrices e incluso una infección. Si no puedes esperar a que el grano desaparezca por su propia cuenta, punzarlo es una mejor idea. Para hacerlo inserta una aguja esterilizada en el punto blanco. Esto drenará el sebo y otro fluido y permitirá que la piel sane más rápidamente.

Sumerge un paño en alcohol y utilízalo para esterilizar una aguja de coser.

Aplica unas gotas de alcohol sobre el punto blanco con un hisopo de algodón. Esto desinfectará la piel matando los gérmenes y las bacterias que pueden causar infecciones.

Párate frente a un espejo bien iluminado y luego mantén la aguja paralela al punto blanco.

Desliza la aguja cuidadosamente en la punta blanca de la espinilla y luego empújala hasta el otro extremo.

Levanta la aguja lentamente para alejarla de la punta blanca. Permite que drenen el sebo y otros fluidos.

Humedece un paño con una solución de peróxido de benzoilo y luego aplícala sobre el punto blanco drenado suavemente. Esto desinfectará la piel rota.

Alisa un poco de crema antibacteriana sobre el punto blanco drenado, y luego cúbrelo con una pequeña venda redonda. Esta absorberá el líquido restante y protegerá la piel contra la infección.

Consejo

Si no te sientes cómodo drenando una espinilla tú mismo, un dermatólogo puede ser capaz de hacerlo por ti.

Drena las espinillas en la noche antes de acostarte para que tu piel tenga tiempo de sanar.

Limpia tu piel con productos que contengan ácido salicílico para fomentar el reemplazo de las células de tu piel y eliminar el acné.

Advertencias

No trates de drenar un grano si tienes manos temblorosas o estremecimientos.

Evita punzar o reventar los granos justo por encima de la nariz y alrededor del interior de tus cejas. Al hacerlo puedes propagar la infección a las cavidades de los senos sinusales o el cerebro.

No exprimas una espinilla con los dedos. No son estériles y pueden forzar los bloqueos más profundamente en los poros, causando el acné quístico.