Dolor de labios vaginales mientras estás menstruando

Escrito por Mary Earhart
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Según el National Institutes of Health (Institutos nacionales de salud), el dolor de labios o vulvodinia, afecta hasta el 18 por ciento de las mujeres en algún momento de sus vidas. Aunque no se conoce la causa y cada caso es particular, el dolor que aparece sólo durante la menstruación podría relacionarse a los cambios hormonales o al aumento de irritación.

Anatomía

Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images

El labio mayor y menor forman los "labios" externo e interno de la vulva, o genitales externos. Algunas mujeres también experimentan incomodidad alrededor de la apertura de la vagina.

Causas

Martin Poole/Digital Vision/Getty Images

La irritación o lesión del nervio, la alteración de los receptores hormonales o el aumento de sustancias inflamatorias en el tejido vulvar, la susceptibilidad genética, la hipersensibilidad a organismos infecciosos, o las reacciones tardías a alimentos podrían ser responsables de esta afección.

Diagnóstico

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Un examen ginecológico hecho por un médico que tenga conocimientos sobre vulvodinia producirá cultivos para posibles infecciones. Otros profesionales y especialistas de la salud podrían verse involucrados en el manejo de esta afección.

Tratamiento

Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images

Como la causa es desconocida, el cuidado médico se concentra en controlar los síntomas. Las cremas esteroides funcionan muy bien. Los antidrepresivos o drogas anticonvulsivas pueden ser recetadas para tratar el dolor nervioso. A veces se utilizan calmantes narcóticos.

Estrategias

Digital Vision./Photodisc/Getty Images

La National Vulvodynia Association (Asociación nacional de Vulvodinia) aconseja que las mujeres con esta afección eviten duchas, jabones, aerosoles o productos de higiene femenina. Prueba con toallas femeninas orgánicas reusables. Usa sólo ropa interior de algodón y evita usar pantalones muy ajustados. No te sientes por largos períodos. Enjuaga con agua la zona y usa papel higiénico suave sin perfume.