¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Dolor abdominal inferior durante el embarazo

Escrito por Regan Hennessy | Fecha actualizada July 18, 2017
Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images

La mayoría de las mujeres creen erróneamente que el dolor abdominal inferior durante el embarazo indica una de dos situaciones: un aborto involuntario o el comienzo del trabajo de parto. No sólo esta suposición errónea causa angustia innecesaria, sino que ignora muchas otras causas de dolor abdominal bajo durante el embarazo. Este tipo de dolor puede de hecho ser un signo de un aborto involuntario o de trabajo de parto, pero también podría indicar efectos secundarios menores u otras complicaciones graves.

Tipos de dolor abdominal

Creatas Images/Creatas/Getty Images

El dolor abdominal bajo durante el embarazo oscila de leves punzadas ocasionales, hasta dolor severo, con calambres y constante. Aunque este dolor se concentra en la parte inferior del abdomen puede extenderse para incluir otras áreas de tu cuerpo (como, por ejemplo, la parte superior del abdomen y la espalda) dependiendo de la causa del dolor. El dolor abdominal inferior no es una enfermedad en sí, sino que es una indicación de un problema subyacente.

Embarazo temprano

Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images

El dolor abdominal bajo durante la primera mitad de tu embarazo podría surgir por una variedad de causas específicas del embarazo, incluida la implantación, el aborto espontáneo y el embarazo ectópico.

La implantación del óvulo fertilizado se produce aproximadamente de 10 a 14 días después de la concepción y, a menudo, es acompañado por leves calambres similares a los de la menstruación y manchado vaginal que duran alrededor de 24 horas.

El aborto involuntario, que es la pérdida espontánea de un embarazo en las primeras 20 semanas, se caracteriza por un dolor abdominal bajo que se extiende en fuerza de suave a fuerte y con frecuencia incluye dolor de la espalda baja o presión en la pelvis con sangrado vaginal.

Los embarazos ectópicos, que ocurren cuando los implantes del óvulo ocurren fuera del útero, por lo general se hacen evidentes en la séptima semana de embarazo y causan un dolor abdominal agudo, que puede extenderse a los hombros o el cuello en caso de ruptura del embarazo.

Embarazo avanzado

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

El dolor en la parte baja del abdomen durante la segunda mitad del embarazo se produce con frecuencia como resultado de los ligamentos estirados, complicaciones del embarazo, trabajo de parto prematuro o parto falso.

Los ligamentos que sostienen el útero comienza a estirarse durante el embarazo, por lo general a partir del segundo trimestre del embarazo, causando un dolor agudo o dolor sordo en la parte baja del abdomen, especialmente al cambiar de posición o al toser.

Un dolor abdominal frecuente antes de la semana 37 puede indicar un parto prematuro o complicaciones en el embarazo, como desprendimiento de la placenta (separación de la placenta del útero), especialmente cuando va acompañado de sangrado o flujo vaginal.

Si experimentas contracción, como el dolor abdominal que va y viene y no se hacen más fuerte con el tiempo, entonces es muy probable que estés experimentando contracciones falsas, conocidas como Braxton-Hicks.

Qué hacer

George Doyle/Stockbyte/Getty Images

Tan pronto como notes dolor abdominal bajo durante el embarazo, siéntate o acuéstate: el dolor probablemente disminuirá. Antes de continuar con tus actividades diarias, asegúrate de que no tienes otros síntomas potencialmente graves, como manchado o sangrado vaginal, dolor de espalda o náuseas. Tomar una ducha o baño caliente y beber abundante líquido con frecuencia ayuda a aliviar el dolor abdominal leve.

¿Cuándo llamar a tu doctor?

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Si experimentas un dolor abdominal que no muestra signos de disminución, ponte en contacto con tu obstetra o partera. Esto podría ser señal de que hay un problema grave del embarazo o que no es del embarazo y está relacionado con enfermedades tales como una infección renal, una apendicitis o una infección del tracto urinario. Otros síntomas que requieren una llamada a tu proveedor de atención médica incluyen los calambres, el flujo o sangrado vaginal, escalofríos, fiebre o sensación de desmayo.