¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Diferencias entre un neurocirujano y un neurólogo

Escrito por Agustina Forgioni | Fecha actualizada September 26, 2018

Dentro del campo de la medicina, la neurocirugía y la neurología constituyen dos especialidades que se relacionan entre sí, dado que en ambos casos los profesionales que dedican su vida a las mismas tratan las enfermedades del sistema nervioso central (cerebro, nervios, columna vertebral) y del sistema nervioso periférico. Es por este motivo que en muchas ocasiones los neurólogos y los neurocirujanos trabajan en equipo para darle tratamiento a los pacientes que presenten enfermedades que requieran el uso de medicamentos o terapias de rehabilitación y que en algún momento de su enfermedad puedan requerir una cirugía o procedimiento invasivo como parte de su tratamiento.

Pese a esto, se trata en efecto de dos especialidades bien diferenciadas. Por una parte, una de ellas, la Neurología, trata las enfermedades dentro de su campo de acción mediante tratamientos médicos, es decir distintos medicamentos y terapias de rehabilitación, mientras que la Neurocirugía se aboca a aquellas enfermedades que requieren un tratamiento quirúrgico o procedimientos invasivos para su resolución. Veamos cuáles son las principales diferencias entre un neurólogo y un neurocirujano y cuáles son las enfermedades más habituales que trata cada uno de ellos.

Tal vez te interese: ¿Cuántos años necesitas para convertirte en un neurólogo?

Neurocirujanos

La Neurocirugía es el campo de la medicina que da resolución quirúrgica o mediante procedimientos invasivos a enfermedades del sistema nervioso central, sistema nervioso periférico y sistema nervioso autónomo. Los neurocirujanos son médicos especialistas que tratan problemas del cerebro, el cráneo, los nervios y la médula espinal con cirugías especiales y muchas veces sumamente complejas. Es habitual que los neurólogos y los neurocirujanos trabajen en equipo para el seguimiento y tratamiento de un mismo paciente, por ejemplo en el caso de la Enfermedad de Parkinson, donde el neurólogo trataría con distintos medicamentos el déficit del químico cerebral llamado dopamina que caracteriza a ésta enfermedad mientras que el neurocirujano podría proponer una cirugía donde se implantan electrodos que estimulan la zona del cerebro encargada de producir dopamina para mejorar los síntomas de la enfermedad. Algunas de las enfermedades más frecuentes que requieren el seguimiento y tratamiento de un neurocirujano inluyen los tumores o metástasis en el cerebro, las lesiones traumáticas de la médula espinal que se producen por ejemplo luego de accidentes automovilísticos, o las lesiones en el cerebro por traumatismos de cráneo severos que generan sangrados dentro del cráneo que pueden requerir una cirugía para descomprimir el cerebro. Se trata de cirugías complejas que requieren habitualmente mucho tiempo de recuperación y una posterior terapia de rehabilitación para obtener los mejores resultados posibles.

Neurólogos

Como mencionamos anteriormente, la Neurología es la especialidad médica que se ocupa de la prevención, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de todas aquellas enfermedades que involucran al sistema nervioso central, sistema nervioso periférico y el sistema nervioso autónomo. Los neurólogos son los médicos especialistas dedicados a la Neurología, y utilizan tratamientos con distintos tipos de medicamentos y terapia física para tratar a sus pacientes, pero a diferencia de los neurocirujanos, los neurólogos no están capacitados para realizar procedimientos invasivos o cirugías. Una de las enfermedades más frecuentes que trata un neurólogo es la Enfermedad de Parkinson. La misma consiste en la existencia de niveles demasiado bajos de dopamina en un sector específico del cerebro, y la falta de este químico cerebral genera una serie de trastornos en la marcha, los movimientos y la coordinación cuya gravedad va en aumento con el tiempo y a medida que las células cerebrales que producen dopamina mueren.

Los neurólogos suelen indicar tratamientos con medicamentos cuyo principio activo fundamental es un análogo de la dopamina, por ejemplo la levodopa, para tratar de compensar el déficit de este químico cerebral fundamental. Otra de las enfermedades que con mayor frecuencia tratan los neurólogos es la Enfermedad de Alzheimer, que es la forma más común de demencia entre las personas mayores. Se trata de un trastorno cerebral que afecta gravemente la capacidad de una persona de llevar a cabo sus actividades diarias.

Las personas que lo sufren pueden presentar distintos grados de deterioro cognitivo, pérdida de memoria e incluso en etapas avanzadas de la enfermedad pueden llegar a ser incapaces de reconocer a sus propios familiares. Posteriormente pueden tener dificultades para hablar, leer o escribir, y olvidar cómo realiar tareas básicas de autocuidado como cepillarse los dientes o peinarse el cabello. En ésta enfermedad, los neurólogos orientan el tratamiento al uso de medicamentos y terapias de estimulación cognitiva para tratar de controlar los síntomas y retrasar la progresión de la enfermedad, utilizando medicamentos como la memantina o el donepezilo.

Lee también: ¿Cuáles son las cinco etapas de la enfermedad de Parkinson?

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.