Diez posibles causas para enfermedades del corazón

Escrito por Maribel Díaz
Las enfermedades del corazón pueden obedecer a diversas causas.
Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

El corazón es uno de los principales órganos del cuerpo humano. Su función básica es el bombeo contínuo de sangre a las diferentes partes del organismo. Esta obra maestra, que nunca descansa, puede verse perjudicada por diferentes factores que afectan su normal funcionamiento y ocasionan enfermedades o padecimientos cardíacos. El agitado ritmo de la vida actual, el sedentarismo, la obesidad, vicios como el tabaquismo y el alcoholismo, infecciones bacterianas y otras patologías pueden originar arritmias, enfermedades coronarias, insuficiencia cardíaca y otras enfermedades del corazón.

Infecciones bacterianas

Una simple amigdalitis puede provocar una afección cardíaca.
Tom Le Goff/Digital Vision/Getty Images

La fiebre reumática es una enfermedad inflamatoria que puede aparecer luego de una infección bacteriana por estreptococos como una amigdalitis o faringitis. Este padecimiento puede afectar ciertos órganos del cuerpo humano como el corazón, el cerebro, las articulaciones o la piel. En el caso del corazón, la fiebre reumática origina una carditis que, de no ser tratada a tiempo, puede derivar en una pericarditis o valvulopatías severas.

Sedentarismo

La ausencia de actividad física debilita al corazón.
Digital Vision./Digital Vision/Getty Images

El sedentarismo es una reducción progresiva del esfuerzo físico que se realiza a diario y puede convertirse en el detonante de un problema cardíaco puesto que la poca o ninguna actividad física debilita al corazón. La reducción del esfuerzo físico produce pérdida de la capacidad de contracción del corazón, disminución del envío y recepción de sangre así como del oxígeno enviado a órganos y músculos. La falta de actividad física también retarda la recuperación en caso de ataques cardiacos.

Alcoholismo

El alcohol reduce la cantidad de oxigeno necesario para el buen funcionamiento del corazón.
Jupiterimages/Stockbyte/Getty Images

El alcoholismo es una enfermedad que produce severos daños al organismo. El corazón es uno de los órganos afectados por el consumo de alcohol, puesto que el mismo reduce la cantidad de oxígeno que necesita el músculo cardíaco para funcionar con normalidad. El alcohol también disminuye la fuerza de contracción del corazón y afecta el flujo de sangre que va a las arterias coronarias, lo que a la larga puede ocasionar afecciones cardíacas de importancia como angina de pecho, arritmias o isquemias miocárdicas, entre otras.

Tabaquismo

El cigarrillo es una de las principales causas de enfermedades del corazón.
Digital Vision./Digital Vision/Getty Images

El consumo de cigarros es una de las principales causas de enfermedades cardiovasculares. El cigarrillo contiene una multiplicidad de sustancias tóxicas causantes de desórdenes de salud. Una de esas sustancias tóxicas es la nicotina que impacta negativamente las glándulas adrenales afectando la capacidad del corazón para bombear sangre. Además, la nicotina aumenta la frecuencia cardíaca y hace que el corazón se contraiga con más fuerza. El tabaquismo produce aterosclerosis, hipertensión, angina y cardiopatía isquémica, entre otros problemas cardíacos.

Obesidad

El sobrepeso es causante de enfermedades cardíacas.
Digital Vision./Digital Vision/Getty Images

La obesidad es una condición presente en millares de personas que puede obedecer a causas diversas como malos hábitos alimenticios, sedentarismo, alteraciones nerviosas, estrés, problemas metabólicos o tiroideos, entre otros. Las consecuencias también son diversas, pero entre ellas destaca la posibilidad de desarrollar una enfermedad cardíaca. El sobrepeso y el exceso de grasa pueden producir hipertensión, hipercolesterolemia, diabetes y otros padecimientos que terminarán afectando negativamente el sistema cardiovascular.

Relacionado: Ejercicios para bajar de peso

Infecciones de transmisión sexual

La sífilis puede ser el detonante de un cáncer de corazón.
Ablestock.com/AbleStock.com/Getty Images

La sífilis es una infección de transmisión sexual originada por la bacteria Treponema Pallidum. Sus síntomas pueden ser leves al inicio de la misma y de no tratarse a tiempo presenta una evolución en tres fases o etapas: la primaria, secundaria y terciaria o terminal. Cuando la infección avanza hasta la tercera etapa produce graves daños a diferentes órganos como el corazón, el cerebro, el hígado y los ojos, entre otros. La sífilis puede ocasionar, incluso, cáncer de corazón.

Relacionado: Opciones de tratamiento para la sífilis

Diabetes

La diabetes tiene relación directa con enfermedades cardíacas.
Creatas Images/Creatas/Getty Images

La diabetes es una enfermedad padecida por miles de personas en todo el mundo. Diferentes estudios establecen una relación directa entre la diabetes y las enfermedades del corazón, debido al daño que producen las altas concentraciones de glucosa en las venas y arterias. Los niveles elevados de glucemia lesionan tanto a los vasos sanguíneos como a las arterias provocando arteriosclerosis y aumentando el riesgo de padecer un infarto, angina de pecho o muerte súbita. El exceso de azúcar en la sangre también puede ocasionar la formación de coágulos y provocar accidentes cerebrovasculares o daño en las arterias periféricas.

Relacionado: Diabetes y dolor articular

Hipercolesterolemia

Malos hábitos alimenticios producen aumento del colesterol.
Digital Vision./Digital Vision/Getty Images

La hipercolesterolemia o colesterol alto es un factor que puede ocasionar enfermedades cardíacas. Esta condición suele producirse por malos hábitos alimenticios, sedentarismo, obesidad pero también puede obedecer a una hipercolesterolemia familiar, donde la condición tiene carácter hereditario. Los riesgos de sufrir cardiopatías o ataques cardíacos se incrementan notablemente cuando los niveles de colesterol se encuentran muy elevados. Cambios en la alimentación, ejercicios y, en casos crónicos medicación, son las medidas necesarias para su control.

Hipertensión arterial

La hipertensión no tiene causas conocidas.
Jupiterimages/Stockbyte/Getty Images

La hipertensión arterial es un aumento sostenido de la presión sanguínea en niveles que superiores a los valores normales establecidos en 120 mm Hg para la sistólica y 80 mm Hg para la diastólica. La hipertensión no tiene una causa específica pero, se asocia a alta ingesta de sodio, sobrepeso, alcoholismo, tabaquismo, sedentarismo y en algunos casos a factores emocionales. La hipertensión, sin un adecuado control, es una de las causas más frecuentes de problemas cardíacos y accidentes cerebrovasculares. Cambios en el estilo de vida, práctica regular de ejercicios físicos o medicación son las medidas a tomar para controlarla.

Relacionado: Alimentos que curan la hipertensión

Mal de Chagas

El mal de Chagas es una enfermedad producida por un parásito llamado Tripanosoma Cruzi.
D. Anschutz/Digital Vision/Getty Images

El mal de Chagas es una enfermedad producida por un parásito llamado Tripanosoma Cruzi. La enfermedad se transmite por la picadura de insectos conocidos como chipos o chupasangre o por el consumo de alimentos contaminados con las heces del animal. El Chagas presenta una fase aguda y una crónica. Los síntomas de la fase aguda son fiebre, malestar general e hinchazón en el área de la picadura. La etapa crítica produce una serie de complicaciones que incluye serios problemas digestivos, insuficiencia cardíaca, cardiopatías y dificultades para tragar.