Diez cosas que debes eliminar de tu dieta

Escrito por Tania Ruiz
wildpixel/iStock/Getty Images

A través de la alimentación le proporcionas a tu cuerpo los nutrientes que necesita para conservar la salud integral de células, tejidos y órganos. Lamentablemente, mucha de la comida que existe en la actualidad está pensada para satisfacer al paladar y no la demanda de nutrientes que el cuerpo requiere. Los nutrientes no contienen conservadores, colorantes artificiales, sal, azúcar ni carbohidratos refinados. Aunque es complicado volver a una alimentación completamente natural, puedes eliminar estos diez alimentos de tu dieta para tener una mejor salud y calidad de vida.

El adictivo refresco

tiverylucky/iStock/Getty Images

El consumo de esta bebida gaseosa aumenta en el mundo, principalmente entre niños y jóvenes que prefieren esta bebida antes que el agua o jugos naturales. Los ingredientes que tiene el refresco provocan deficiencia de vitamina B6, daños en las células cerebrales, osteoporosis, anemia, erosión de la dentadura, insomnio, hiperactividad en los niños, entre otros problemas de salud. Los refrescos de dieta tampoco son recomendables porque los altos contenidos de aspartame provocan daños en el sistema nervioso y en el sistema cerebral. Mejor opta por la opción saludable al alcance de tu mano: agua natural y jugos de frutas.

Las grasas saturadas

Gizelka/iStock/Getty Images

Un consumo elevado de grasas saturadas provoca sobrepeso, obesidad, problemas cardiovasculares y colesterol elevado. Las grasas saturadas son sólidas a temperatura ambiente --como la mantequilla, el queso, la manteca. Por otro lado, las grasas trans (artificialmente modificadas) que se utilizan para conservar los alimentos dentro de un empaque por mucho tiempo, son completamente dañinas porque elevan el colesterol malo (LDL) y reducen el colesterol bueno (HDL). Esta sustancia se utiliza en muchos productos para mejorar su sabor y apariencia. Es recomendable eliminar las grasas saturada y trans, y a cambio utilizar grasa insaturada como el aceite de oliva.

Carnes procesadas con nitritos

ulkan/iStock/Getty Images

Los nitritos son utilizados para preservar la carne y darle el color rojizo a los embutidos. El peligro aparece cuando los nitritos, ya en el aparato digestivo, reaccionan con aminas y forman nitrosaminas, moléculas peligrosas para el organismo. Las nitrosaminas son sustancias carcinógenas. Reduce el consumo de embutidos, evita freír las carnes grasas y aumenta la ingesta de verduras y frutas frescas.

Productos con alto contenido de sodio

carotur/iStock/Getty Images

El consumo desmedido de sal provoca hipertensión. Además, esta comida llena de sodio no aporta nutrientes pero sí favorece la obesidad, la anemia y la diabetes. Gracias a su sabor salado se suelen acompañar de un refresco, lo que produce un aumento en el daño al organismo. Este tipo de productos también contienen una alta cantidad de grasas trans. Si no puedes erradicar la comida frita de tu dieta, por lo menos evita consumirlas más de dos veces a la semana.

¡Ya llegó MyPlate!

MyPlate

¡Ahora puedes cuidar de tu figura sin estresarte en el intento! Con MyPlate, la nueva aplicación de Livestrong.com, puedes establecer un objetivo de calorías diarias y verificar si lo has cumplido registrando los alimentos que consumes y la actividad física que realizas. La aplicación cuenta con una extensa base de datos de diversos alimentos y ejercicios que te permitirá crear un registro detallado de tu día a día y así ver tu evolución. Encuentra en MyPlate la herramienta ideal para tener la vida equilibrada y saludable que buscas.

¡Descárgala ahora y deja que MyPlate se encargue de todo!

*Sólo disponible para iOS.

Relacionado: Haz clic aquí para bajar la aplicación

Harina blanca y procesada

Maris Zemgalietis/iStock/Getty Images

Al procesar la harina para que quede blanca y refinada, se le quita todo el valor nutricional que tiene el grano. Se pierde gran cantidad de calcio, fósforo, vitaminas, hierro, entre otros nutrientes. Consumir pan blanco en exceso puede provocar asma, diabetes, enfermedad celíaca, obesidad, depresión, hipertensión. Modifica tus hábitos, olvida el pan blanco y regresa a lo natural consumiendo pan integral --verás como aumenta tu energía y se mejora tu salud.

Colorantes artificiales

indigolotos/iStock/Getty Images

Actualmente muchos de los alimentos procesados contienen colorantes artificiales. Éstos se utilizan para darle un aspecto más apetecible a la comida. La hiperactividad infantil se ha relacionado con el uso y abuso de los colorantes artificiales. El color caramelo, por ejemplo, se produce con amoníaco, el cual causa deficiencia de vitamina B6. Cuando se carece de esta vitamina se presentan problemas de presión arterial, cálculos renales, irritabilidad mental y bajo crecimiento, entre otros.

La sal

Santje09/iStock/Getty Images

La comida tiene un sabor natural que no podrás apreciar si acostumbras ponerle sal extra, incluso antes de probarla. La sal en exceso favorece el riesgo de cáncer estomacal, la retención de líquidos, el aumento de la presión arterial, pérdida de calcio y además, genera sed --lo cual normalmente lleva al consumo de refrescos. Los alimentos ya contienen la cantidad de sodio que nuestro cuerpo necesita. Olvídate del salero o, si esto no es posible, opta por la sal yodada en lugar de la sal común.

Aléjate del azúcar refinada

HandmadePictures/iStock/Getty Images

El azúcar refinada no es un alimento, es un químico que sólo aporta calorías y daños a tu salud pues contribuye a la obesidad, caries, insuficiencia renal, ceguera, diabetes, entre otras cosas. Además, el consumo de azúcar refinada produce dependencia psicológica; un niño que prueba alimentos dulces ya no querrá alejarse de ese sabor. ¿Qué puedes hacer para seguir comiendo alimentos dulces con menor daño a tu salud? Sustituye el azúcar refinada por azúcar morena o miel, verás que pronto notarás un cambio en tu cuerpo.

Edulcorantes artificiales

Linda & Colin McKie/iStock/Getty Images

Como el azúcar refinada sólo aporta calorías, puedes pensar que una buena opción es refugiarte en los edulcorantes artificiales, pero estos productos también tienen graves consecuencias para la salud. La sacarina, por ejemplo, puede causar alergias. El ciclamato se ha relacionado con cáncer de vejiga. El jarabe de maíz puede provocar lesiones en el hígado. El aspartame afecta al sistema nervioso central y deteriora las neuronas. Tanto los edulcorantes artificiales como el azúcar refinada deben ser eliminados de la dieta --la mejor opción es regresar a lo natural.

Comida rápida

draghicich/iStock/Getty Images

El refresco, las grasas saturadas, la harina refinada, el exceso de sal son altamente nocivos para la salud y todo eso se reúne en una bandeja de comida rápida. Opta por la barra de ensaladas si comes en la calle, busca alternativas con verduras y frutas. Regresa a lo natural, nutre tu cuerpo con vegetales, toma agua purificada, endulza tu vida con miel, aléjate de los productos empaquetados y verás como tu cuerpo recupera su salud y agilidad.

¡Ya llegó MyPlate!

MyPlate

¡Ahora puedes cuidar de tu figura sin estresarte en el intento! Con MyPlate, la nueva aplicación de Livestrong.com, puedes establecer un objetivo de calorías diarias y verificar si lo has cumplido registrando los alimentos que consumes y la actividad física que realizas. La aplicación cuenta con una extensa base de datos de diversos alimentos y ejercicios que te permitirá crear un registro detallado de tu día a día y así ver tu evolución. Encuentra en MyPlate la herramienta ideal para tener la vida equilibrada y saludable que buscas.

¡Descárgala ahora y deja que MyPlate se encargue de todo!

*Sólo disponible para iOS.

Relacionado: Haz clic aquí para bajar la aplicación