Diez comidas para una dieta baja en triglicéridos

Escrito por Tania Ruiz
George Doyle/Stockbyte/Getty Images

Los triglicéridos son un tipo de grasa que está presente en el torrente sanguíneo y en el tejido adiposo. Si los niveles presentes en el cuerpo son muy elevados se corre el riesgo de tener un infarto o un derrame cerebral porque las arterias se estrechan y endurecen, limitando el flujo sanguíneo. Los triglicéridos se miden junto con el colesterol y el nivel adecuado debe estar por debajo de 150 mg/dL si el nivel es mayor a 200 mg/dL es necesario cambiar la alimentación. Los vegetales, las frutas y los cereales son alimentos recomendados para bajar los niveles de grasa.

Carne asada con verduras

La carne asada es deliciosa.
Thinkstock/Stockbyte/Getty Images

Elimina la comida frita y prepara la carne al asador. Puedes consumir carne roja, pero sólo dos veces por semana y en porciones de 200 gramos. Acompaña con tus verduras preferidas al vapor. Elimina la sal de tu cocina, al principio sentirás la falta, pero poco a poco tu paladar apreciará el sabor natural de cada alimento.

Vegetales

Verduras con un toque de especias, ideales para cualquier ocasión.
Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images

Aumentar tu ingesta de vegetales es lo mejor que puedes hacer para recuperar tu salud. Las verduras no contienen colesterol y te dan las vitaminas y minerales que tu cuerpo necesita. Cada vegetal tiene su particular sabor y junto a otros se crean combinaciones exquisitas.

Salmón, delicioso y especial

Saborea las delicias del salmón.
Thomas Northcut/Photodisc/Getty Images

La sardina, el atún, el salmón y la trucha son algunos pescados ricos en omega-3, aceite que contribuye a bajar los triglicéridos y el colesterol. También previene la formación de coágulos en las arterias. Para recibir todos los beneficios de estos pescados debes prepararlos al vapor o sin grasa. Acompaña con ensalada y adereza con un poco de aceite de oliva.

Jugos de fruta

Los batidos de frutas son saludables y deliciosos.
Jupiterimages/Stockbyte/Getty Images

Los jugos de frutas naturales son perfectos para iniciar el día. Prepara tu jugo con dos hojas de espinacas, la mitad de una manzana roja, una cucharada de avena entera, un manojo de perejil y un vaso con agua. Licua todos los ingredientes y toma al momento, esto te servirá para bajar los triglicéridos.

El pan integral entra a tu dieta.

Consume más pan integral y olvídate del pan blanco.
Jupiterimages, Brand X Pictures/Stockbyte/Getty Images

Consumir harinas refinadas y alimentos ricos en azúcar trae como resultado un aumento de los triglicéridos en tu sangre. Para disminuir la presencia de esta grasa maligna sustituye la harina refinada por harina integral. Lo más recomendable es que el pan no esté endulzado con azúcar refinada, sino con azúcar morena o con otro tipo de edulcorantes.

Aguacate

El aguacate aporta muchos beneficios a tu salud.
Eising/Photodisc/Getty Images

Consumir dos gramos de aguacate por cada kilo que peses por día, te ayudará a disminuir el colesterol y los triglicéridos. El aguacate es una fruta que tiene mala fama porque se asocia con el aumento de peso, pero esto no es verdad. El consumo de 200 a 250 gramos de aguacate acompañado de una dieta balanceada baja en grasas puede ayudar a disminuir hasta siete kilogramos de peso en dos meses.

Relacionado: Cómo saber si un aguacate está maduro

Brochetas con fruta y verdura

Con esta delicia no aumenta el colesterol.
Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

No tendrás que renunciar a las comidas deliciosas para conservar tu salud. Puedes disminuir la grasa de tus alimentos y disfrutar de un sabor exquisito. Prepara unas brochetas con carne magra, mango, pepino y tus verduras preferidas. Saca el asador y come sin sentimiento de culpa, acompaña tus brochetas con una deliciosa ensalada de lechuga, jitomate y cebolla.

Relacionado: Cómo hacer brochetas de vegetales

Crema de verduras

Ideal para comenzar la comida.
Eising/Photodisc/Getty Images

Lo mejor para bajar los triglicéridos es consumir más verduras y menos carne. Las verduras no tienen grasa y te aportan muy pocas calorías, prepara una deliciosa crema de tu verdura preferida y comienza tu comida con este plato. Para evitar la grasa licua las verduras ya cocidas con un poco de agua, calienta en una cacerola y agrega un poco de leche descremada y sal en mínima cantidad.

Relacionado: Cómo cocinar sopa de verduras

Avena para cenar

Un rico tazón de avena es ideal para el desayuno o la cena.
Digital Vision./Digital Vision/Getty Images

La avena es una excelente fuente de fibra que aporta solo cuatro calorías por gramo. Prepara un tazón de avena calentando una taza de agua en una cacerola, agrega dos clavos de olor y media taza de avena. Cocina durante 10 minutos aproximadamente y agrega media taza de leche descremada, una pizca de sal y azúcar moscabada. Deja hervir la leche por unos dos o tres minutos, retira del fuego y sirve acompañada de fruta.

Relacionado: Régimen de 10 días de avena para optimizar el peso

Aceite de oliva

El aceite de oliva será el protagonista de tu cocina.
Duncan Smith/Photodisc/Getty Images

Cambia tu aceite normal de cocina por aceite de oliva. Es momento de dejar atrás la mantequilla y la grasa para mejorar tu salud. El aceite de oliva es rico en grasa monoinsaturada y es muy bueno para tu salud. Si quieres freír algún alimento con este aceite puedes hacerlo, siempre y cuando no uses aceite recalentado ni lo mezcles con aceite de otro tipo.

Relacionado: Tipos de aceite de oliva