Una dieta blanda para la colitis

Escrito por Jill Corleone, RDN, LD | Traducido por Nieves Fragola
El puré de papas es bien tolerado en una dieta blanda para la colitis.
püree image by Silvia Bogdanski from Fotolia.com

La colitis, también conocida como colitis ulcerosa, es un tipo de enfermedad intestinal inflamatoria caracterizada por la inflamación y úlceras en el revestimiento del colon y el recto. La colitis puede afectar a cualquier persona, pero el riesgo aumenta si tienes un familiar que padece la enfermedad, según el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales. Los síntomas incluyen pérdida de apetito, pérdida de peso, náuseas, fatiga y anemia. También puedes tener diarrea si la mayor parte de tus úlceras cubren el recto. Para ayudarte a controlar los síntomas, tu médico puede sugerirte una dieta blanda que incluya alimentos bajos en fibra y fáciles de masticar y digerir.

Panes, granos y almidones

Los panes, granos y almidones proporcionan energía y vitaminas a tu cuerpo. Para facilitar la digestión y mejorar la tolerancia de la colitis, elige productos de harina más refinados. Los panes suaves, los granos y almidones para la colitis incluyen el pan blanco, el arroz blanco y la pasta cocida suave, el puré de patatas, las galletas saladas y los cereales de harina refinada.

Frutas

Las frutas contienen vitaminas C y A, ambos importantes nutrientes para el sistema inmunológico. Sin embargo, las frutas también actúan como fuente de fibra, de modo que elige frutas tiernas y en conserva, para evitar los síntomas de la colitis. Las opciones de frutas tiernas incluyen las frutas enlatadas, los plátanos, el melón, el puré de manzana y los jugos.

Verduras

Las verduras también contienen nutrientes importantes para la salud, como potasio, ácido fólico, vitamina C y vitamina A. Siempre que se cocinen hasta que los queden blandos y tiernos, los vegetales más frescos, en conserva y congelados deben ser bien tolerados por alguien con colitis. Sin embargo, evita las verduras que producen gas y que pueden causar malestar abdominal, como el brócoli, la coliflor y la col. Las mejores opciones incluyen las judías verdes, los guisantes y la calabaza.

Carnes y sustitutos de la carne

Las carnes aportan proteínas y hierro. Necesitas ingestas adecuada de hierro para ayudar a reconstruir las provisiones de sangre y mejorar la anemia relacionada con la colitis. Las carnes blandas para la colitis incluyen cualquier carne húmeda y tierna, el pescado, el pollo, la carne de cerdo guisado, los huevos blandos cocidos, la mantequilla de maní cremosa y el tofu suave.

Productos lácteos

Deberías poder tolerar la mayoría de los productos lácteos a menos que no tengas tolerancia a la lactosa. Los productos lácteos proporcionan a tu cuerpo calcio y vitamina D, ambos nutrientes importantes para la salud ósea. Elige más alimentos lácteos bajos en grasa o sin grasa para limitar el consumo de grasas saturadas. Los alimentos lácteos blandos a elegir para la colitis incluyen una leche con 1 por ciento de grasa o descremada, quesos suaves como el requesón estadounidense y el yogur bajo en grasas y sin frutas.

Otros alimentos suaves

Los alimentos suaves adicionales a elegir para la colitis incluyen sopas de crema, sopas de verduras coladas, flanes, natillas y helado suave.