Cómo detener naturalmente los antojos de dulces

Escrito por Ann Jones | Traducido por María Marcela Mennucci
El tofu es una proteína vegetal baja en grasas que puede ayudarte a detener los antojos de dulces.
tofu image by Steve Lovegrove from Fotolia.com

El pensar en renunciar al azúcar podría parecer imposible para ti. Si no puedes imaginarte pasar un día sin un refresco, una galleta o helado, pero estás cansado de los cambios de humor y energía que experimentas cuando comes azúcar refinada, no estás solo. Es posible eliminar el azúcar de tu dieta con una planificación cuidadosa y pensada sobre lo que comes. Al comer a intervalos regulares, puedes evitar los antojos de dulces antes de que tengan lugar.

Come cada dos o tres horas. La clave para evitar el antojo de dulces es mantener el nivel de azúcar en sangre estable durante todo el día y no permitirte tener demasiada hambre.

Incluye proteínas en cada comida, las cuales deberían ser cinco a seis por día. Una cucharada de polvo proteico, un puñado de almendras o un palo de queso es todo lo que necesitas.

Reemplaza el arroz blanco, la pasta y el pan con granos enteros como avena, quinua, arroz integral y cebada. Los granos enteros contienen fibra para llenarte y no causan picos dramáticos en insulina como los carbohidratos refinados.

Reemplaza el azúcar refinada con fruta cuando necesites algo dulce. Si quieres una galleta, come una manzana y espera 15 minutos. Es probable que ya no tengas ganas de comer la galleta.

Deja de usar endulzantes artificiales. Son mucho más dulces que el azúcar y acostumbran a tus papilas gustativas a alimentos muy dulces. Si debes añadir endulzante a tu comida, prueba uno con un bajo índice glucémico como el néctar de ágave o la miel pura. Otros endulzantes que contienen nutrientes esenciales y tienen un índice glucémico más bajo que el azúcar blanca son las melazas, la malta de cebada y el sucanat, disponible en tiendas de alimentos saludables.

Bebe mucha agua. Intenta beber 64 onzas por día. A veces los antojos son resultado de la sed. Toma un vaso de agua cuando tengas ganas de comer algo dulce y espera algunos minutos para ver si el antojo desaparece.