¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

¿Cuánto tiempo pasa antes de que el Estroven haga efecto?

Escrito por Delfina Viana. | Fecha actualizada September 19, 2018

La menopausia supone un desafío para la mujer actual. La constante actividad hace que no sea una mera espectadora de la vida y, por lo tanto, debe saber a qué recurrir cuando sobrevienen los síntomas tan molestos de esta etapa.

¿Qué es la menopausia?

La menopausia y el climaterio son períodos por los cuales pasan todas las mujeres.

Durante el climaterio cambian muchas de las funciones del organismo, disminuye la capacidad reproductiva y bajan los niveles de hormonas femeninas, entre ellas el estrógeno y la progesterona.

Suele comenzar unos 4 años antes de la menopausia y la mujer puede comenzar a sentir diferentes síntomas, entre ellos:

  • Trastornos menstruales.
  • Síntomas vasomotores: sofocos, sudoración.
  • Trastornos genitourinarios: infecciones urinarias recurrentes e incontinencia urinaria; ardor, resequedad e irritación vaginal; y síntomas sexuales como: falta de lubricación, molestias y dolores, deterioro de la función sexual.
  • Depresión: que empeora la sensación que los otros síntomas que padece.
  • Alteración del sueño.
  • Fatiga
  • Falta de concentración, mala memoria y problemas para realizar múltiples tareas.
  • Dolores articulares y musculares.

La menopausia es el momento en el cual se suspende la menstruación durante un año, puede ocurrir entre los 45 y 55 años, hasta ese momento el embarazo es posible.

Además, a causa de la disminución en los estrógenos la mujer es más propensa a otras enfermedades como trastornos metabólicos (enfermedad tiroidea, obesidad), trastornos cardiovasculares, osteoporosis, entre otras.

Tal vez quieras leer: Cómo saber si te estás acercando a la menopausia

¿Qué son los fitoestrógenos?

Hay distintos tipos de tratamientos que se pueden utilizar durante la menopausia. Por un lado está la terapia de reemplazo hormonal y por el otro la no hormonal, y dentro de esta última los fitoestrógenos.

•Terapia no hormonal: incluye diferentes terapias que se pueden utilizar para controlar algunos síntomas del climaterio y la menopausia, en aquellas mujeres que no deseen el tratamiento hormonal, que presenten alguna contraindicación para el uso del mismo o que no hayan encontrado la solución con este.

1) Fitoestrógenos: Los fitoestrógenos son sustancias naturales: compuestos no esteroides con una estructura química similar a los estrógenos, derivados de plantas y poseen una acción estrogénica débil. El grupo más estudiado son las isoflavonas derivadas de la soja, las principales son: Genisteína, Daidzeína y Gliciteína. Se encuentran en menor medida en frutas, verduras, granos enteros y otras legumbres. También se venden como suplementos dietarios de venta libre (como Estroven®).

Las isoflavonas tienen la capacidad de unirse a los receptores estrogénicos, de esta manera logran sus efectos hormonales, pero como la acción es débil, también lo suelen ser sus posibles efectos adversos.

Se utilizan en lugar de la terapia hormonal para tratar los síntomas vasomotores (bochornos, sofocos, sudoración), produciendo una mejoría en un 30 o 40% de las veces, mientras que aún no se ha evidenciado su eficacia en otros síntomas del climaterio. Hay estudios que sugieren que podrían tener un papel en la prevención de diabetes y obesidad, pero no hay resultados aceptados, ya que se sobrepone una posible intervención de las diferentes dietas y estilos de vida de los individuos que participaban en los ensayos.

Por otro lado hay trabajos científicos que han relacionado los fitoestrógenos con un aumento de la probabilidad de padecer cáncer de mama, pero no son concluyentes, aún así no se recomienda su uso si tienes antecedentes de cáncer de mama.

2) Melatonina: Es una hormona que normalmente produce el organismo. Se emplea como fármaco para los trastornos del sueño, actuando tanto en la inducción como en el mantenimiento del sueño. Debe ser utilizada bajo supervisión médica, de especial cuidado en pacientes con problemas hepáticos, depresión y enfermedad cerebrovascular.

3) Fitoterapia: Son sustancias de origen natural (incluídas dentro de los distintos tipos de Estroven®), no está científicamente comprobado que mejoren los síntomas del climaterio, aún así algunas mujeres los utilizan, alegando mejoría. Incluyen:

  • Cohosh negro: es extraído de la Actaea racemosa, empleada para los sofocos y los dolores menstruales. Debe usarse con precaución y bajo vigilancia médica en pacientes con patología sensible a hormonas como cáncer de mama o de ovario.
  • Magnolia: se utiliza para los síntomas psicológicos, tales como el estrés diario, la irritabilidad y la ansiedad menopáusica.
  • Ginkgo Biloba: Es obtenido del árbol Salisburia adiantifolia. Se le adjudican efectos vasoactivos, mejoraría la microcirculación. Se lo emplea para mejorar funciones cerebrales como la memoria y la atención, tratar secuelas de accidentes vasculares, en problemas vasculares cerebrales causados por diabetes, entre otros.
  • Cissus quadrangularis: Estudios científicos corroboraron el beneficio al usarlo en el tratamiento de fracturas óseas y  para disminuir peso (siempre en combinación con dieta, ejercicio y combinado en suplementos dietarios).
  • Cafeína, yerba mate: son sustancias estimulantes del sistema nervioso, por lo cual pueden emplearse en pequeñas cantidades para combatir la fatiga. 

4) Psicofármacos: En su mayoría se emplean antidepresivos que actúan aumentando los niveles de serotonina. Ayudan a combatir los sofocos, además de los síntomas psicológicos asociados a la menopausia. Se emplean en mujeres en las cuales esta contraindicada la terapia hormonal.

5) Gabapentin, pregabalina, clonidina: para tratamiento de sofocos. Tienen efectos adversos tales como mareos, y deben utilizarse bajo control médico.

Terapia de Reemplazo Hormonal (TRH): se trata de medicación que contiene estrógenos y a veces progesterona (las mismas hormonas que el cuerpo deja de producir). Mejora la mayoría de los síntomas, incluyendo los psicológicos, entre el 70 y 90% de los casos. Puede tener efectos adversos como: trastornos cardiovasculares, aumentar el riesgo de cáncer de mama y de ovario (en pacientes con antecedentes y a dosis elevadas).

Andrógenos: mejoran la función sexual, pero pueden tener efectos adversos como cambios en la voz, crecimiento de vello, acné, problemas cardiovasculares y hepáticos. Por lo cual su uso debe ser médicamente supervisado.

Encuentra más información de: Sustancias naturales que pueden ayudar en la menopausia

¿Cuáles de estos fármacos forman parte de Estroven?

¿Cuánto tiempo pasa hasta que los fitoestrógenos hacen efecto?

Las mujeres perimenopáusicas deben esperar entre 7 y 10 días para ver algún cambio en sus síntomas, con efectos máximos observados en 30 a 60 días. Una vez que el Estroven® ha alcanzado niveles terapéuticos en el cuerpo, las mujeres podrían empezar a experimentar menos sofocos y sudores nocturnos.
Si tus síntomas de la menopausia continúan con poco alivio después de 60 días: consulta a tu médico.

¿Qué otras medidas se pueden tomar para mejorar los síntomas de la menopausia?

Si quieres mejorar tu calidad de vida puedes tomar estas medidas, ya que no sólo te ayudarán a mejorar algunos síntomas de la menopausia, sino que podrás tratar y prevenir enfermedades como la diabetes, problemas de colesterol, hipertensión, enfermedades cardíacas, entre otras.

1) Comienza a hacer ejercicio: hay estudios que demuestran que la actividad física mejora los síntomas psicológicos como la irritabilidad, disminuye la fatiga, mejora los trastornos del sueño y la depresión.

Comienza de manera suave: camina al menos 15 minutos por día, sin detenerte, a tu ritmo; con el correr del tiempo te sentirás mejor como para ir aumentando la intensidad. Puedes hacer yoga, natación o cualquier actividad física que te mantenga en movimiento por al menos media hora diaria.

2) Mejora tu alimentación: Esto ayudará a mejorar tu ritmo intestinal, generar saciedad y por lo tanto favorecer la disminución de peso.

  • Suma a tu dieta frutas y verduras (crudas y cocidas), legumbres (lentejas, frijoles, garbanzos).
  • Cambia la harina de trigo por harinas integrales o de otros orígenes: ayuda a incorporar nutrientes a tu dieta. En lo posible evita las harinas si quieres bajar de peso.
  • Come frutos secos y semillas: las nueces ayudan a bajar el colesterol malo, las almendras, las castañas, las semillas de girasol y de zapallo son buenos sustitutos a la hora de preparar leche, cremas y quesos.

Tal vez te interese saber: Batidos de fruta para perder peso

3) ¡Bebe agua! El cuerpo de un adulto necesita al menos 1,5 litros de agua por día. Mantener hidratado tu cuerpo te ayudará a sentirte mucho mejor.

4) ¡No fumes! Es una buena oportunidad para dejar el cigarrillo, sus componentes empeoran la irritabilidad, además de generar enfermedad pulmonar grave.

5) Haz una higiene del sueño. Si tu problema es el insomnio se recomienda:

  • No utilices aparatos electrónicos (televisión, celular, etc.) durante 1 hora antes de ir a dormir.
  • Antes de dormir es preferible que leas un libro, escuches música tranquila, estés en ambiente tranquilo o tomes un baño.
  • Utiliza el dormitorio sólo para dormir y tener relaciones sexuales, no para trabajar o ver televisión.
  • Si sobreviene el insomnio no te quedes en la cama, levántate, ve a otra habitación, lee un libro.

Puedes leer: Las mejores maneras de mejorar el sueño

Si con estas medidas no logras mejorar tus síntomas es conveniente que recurras a tu médico de confianza, ya que seguramente pueden ayudarte a mejorar los síntomas de la menopausia, más aún si padeces otras enfermedades.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.